Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/209819
Florencia Martínez

columnista

Rankeado en el top ten mundial en taekowondo

Pablo García Amud: el arquitecto de su vida y el campeón de sus sueños

Pablo Garcia Amud tiene 36 años y hace mas de 20 años que soñaba con colgarse la medalla de campeón del Word Champions Forms y Sparring, y lo logró. Nunca dejo de soñar con hacerlo, de entrenar y entendió que, con esfuerzo y objetivos claros, acompañado siempre de amigos y familiares, se puede lograr cualquier meta. 
Arquitecto de profesión, taekowindista como pasión. 

-        ¿Cómo empieza tu carrera deportiva?

Mi carrera deportiva en esta disciplina comenzó en el año 1995, a los 9 años de edad. Mi primer torneo mundial fue en el año 2000. Desde esa fecha nunca dejé de perseguir mi sueño, clasificar y ganar el “Tournament of Champions” (Categoría más competitiva existente en el Taekwondo ATA, en la que solo clasifican los mejores rankeados del mundo y se realiza durante el Mundial). Logré cumplirlo después de 21 años. 

-        ¿Qué hay detrás de un primer puesto? ¿Siguen existiendo los miedos antes de cada pelea?

Las sensaciones y emociones detrás de un primer puesto dependen de cada deportista y del momento personal, físico y psicológico que el mismo esté atravesando o de cómo llegó hasta esa instancia. 

Hay primeros puestos a los que uno llega sin haber hecho el proceso o camino de planificación y esto generalmente no produce la satisfacción de sentirse “ganador”. Esta sensación no se define por el premio, uno se siente “ganador” cuando llega al podio habiendo cumplido con la planificación del entrenamiento físico y mental, junto a una correcta alimentación y correspondiente descanso. Todo esto requiere de mucha disciplina, dedicación y sacrificio. Los miedos, ansiedades e incertidumbres siempre existen, en todos los deportistas. El secreto está en saber como manejarlos y que no nos manejen ellos. 

-        ¿Cómo es tu rutina de entrenamiento y cuidado?

Separo mi entrenamiento en dos turnos. Bien temprano por la mañana, trabajos de musculación y funcionales orientados al deporte. Por la tarde al finalizar mi jornada laboral, me enfoco solo en el Taekwondo.

-        ¿Es realmente importante estar equilibrado en mente, cuerpo y alma?

Es clave e imprescindible buscar siempre un equilibrio. No estar en equilibrio afecta la eficacia y la eficiencia de la persona, aumenta la predisposición a las lesiones. El cuerpo y la mente siempre avisan, envían mensajes. Por eso es importante aprender a identificarlos para anticiparse y aprender a manejarlos. 

Una de las técnicas mas reconocidas y eficaces es la respiración. Esta funciona como un ancla que te enfoca en el presente. Un puente entre el cuerpo y la mente, un excelente recurso para apaciguar las emociones, despejar, activar y enfocar.

-        ¿En Chaco se le da la relevancia necesaria al deporte que vos practicas? 

No, pero creo que es sólo por desinformación. Se ignora que este estilo de taekwondo es la organización mas grande de Latinoamérica y Estados Unidos.

-        En el medio del campeonato perdiste a tu mamá ¿Cómo era tu relación con ella? ¿Qué te dejo ella como legado? 

Mi relación con ella era increíble con una conexión extraordinaria. Muy unidos, ella fue la persona mas importante de mi vida.  Antes de viajar a competir, me dijo las palabras justas. Las llevé conmigo en todo el proceso previo y durante la competencia. Fue muy breve, pero pronunció cada palabra con una seguridad y una sabiduría con la que nunca antes la había escuchado. Nos abrazamos, nos despedimos, no quedaron cosas por decirnos. Nos amábamos y nos lo decíamos a diario. Pudo verme cumplir mi sueño, se fue feliz y orgullosa. Me dejó los mejores valores que una madre pueda transmitirle a un hijo.

-        ¿Cuál es el consejo que le darías a esos deportivas que necesitan la motivación necesaria?

Que no se rindan, que no bajen los brazos ante las derrotas. Si todavía no logran sus objetivos es porque todavía falta por aprender, ya sea técnicamente, mentalmente o en experiencia. Es normal por momentos querer rendirse porque los resultados no se dan, pero es justamente ahí cuando hay que persistir, porque de los errores y derrotas vienen los aprendizajes, todo llega en el momento en el que tiene que llegar, cuando existe un equilibrio como mencionamos anteriormente.

-        ¿Es suficiente el acompañamiento que hay a los deportistas individuales? 

Desconozco si existe o no acompañamiento por parte del Gobierno. En mi caso particular jamás recibí ayuda porque, Gracias a Dios, mis padres me apoyaron de niño y ya una vez profesional, me dediqué a la arquitectura de manera independiente la cual me permite seguir afrontando los gastos de los viajes y las competencias.

-        ¿Cuáles son tus proyectos de ahora en adelante? 

Seguir evolucionando y buscando mi mejor versión como deportista, arquitecto y persona.