Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/209794

Nueva fase de la pandemia

Las nuevas medidas de apertura anunciadas en esta nueva fase de la pandemia son una buena noticia, pero es necesario un compromiso, tanto individual como colectivo, para no retroceder en la lucha contra el virus. Si bien a partir del primer día de octubre no será obligatorio el uso de barbijos al aire libre, es importante que se mantengan las medidas de prevención que siguen vigentes, es decir, distancia social y una correcta ventilación de los ambientes.

Días atrás, la directora del departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira, dijo que si las campañas de vacunación avanzan en todos los países la pandemia de Covid-19 podría estar controlada en marzo de 2022. Habló, claro, de la situación global. No hay que olvidar que mientras los países con mejores ingresos tienen un alto porcentaje de su población vacunada con dos dosis, en las naciones pobres los avances son extremadamente lentos. De hecho, el director general de la OMS, Tedros Adhanom, advirtió sobre “la desigualdad escandalosa” de la distribución de vacunas, con un pequeño grupo de países que acaparan la mayoría de las dosis. Esto quiere decir que mientras existan grupos numerosos de personas sin vacunar en distintas partes del mundo, serán más altas las probabilidades de que aparezcan nuevas cepas del virus.

Dicho de otra manera, la Argentina logró aplanar la curva de contagios gracias, en gran medida, al avance de la campaña para inocular en forma masiva a su población. Según el Monitor Público de Vacunación, son 49.729.347 las dosis aplicadas hasta ayer; y 20.602.871 las personas con el esquema completo. Falta todavía un buen trecho por recorrer, y por eso —más allá de los buenos resultados obtenidos hasta ahora— es necesario mantener la cautela y mantener las medidas de prevención que son bien conocidas por todos.

Los últimos indicadores muestran un marcado descenso de hospitalizaciones y fallecimientos por Covid 19 en la provincia y en todo el país. En la ciudad de Presidencia Roque Sáenz Peña, por ejemplo, solamente tres personas se encuentran bajo observación médica en el Centro de Aislamiento que se habilitó en el Hotel Gualok y se espera que reciban el alta clínica este viernes. Ojalá que así sea. De esa manera, según se anunció, si no se registran ingresos de nuevos pacientes con Covid-19, el centro dejará de funcionar.

Por su parte, el gobierno nacional anunció que a partir del 1 de octubre el uso del tapabocas no será obligatorio al aire libre, siempre y cuando no haya aglomeración de personas. En cambio, esa protección sí seguirá siendo obligatoria en lugares cerrados como aulas, cines, teatros, ámbitos de trabajos, transporte público, espectáculos y eventos masivos. También informó que a partir de mañana ya no será obligatorio el aislamiento para argentinos y residentes y extranjeros que vuelven del exterior por trabajo y a partir del 1 de octubre tampoco se obligará la cuarentena por cualquier motivo para los extranjeros de países limítrofes. A partir del 1 de noviembre, en tanto, se eliminará la cuarentena por cualquier motivo para los extranjeros del resto de los países. Quienes no presenten esquema de vacunación completo deberán realizar cuarentena, test de antígeno al ingreso, y test de PCR al día 7.

Estas medidas, que eran muy esperadas, por cierto, no deben llevar a cometer descuidos en lugares cerrados. En ese sentido, vale recordar que expertos en el estudio de transmisión de enfermedades calificó a la emergencia sanitaria como una “pandemia de interiores”, ya que hay suficiente evidencia que demuestra que los contagios del Sars Cov 2 se producen por aire a través de los llamados aerosoles, que son pequeñas gotas respiratorias que una persona expulsa cada vez que tose, habla o respira. Los investigadores están convencidos que el virus que provoca la enfermedad Covid-19 se propaga con mayor facilidad en espacios interiores mal ventilados. Por eso recomiendan que si se deben realizar actividades grupales lo mejor es que se lleven a cabo en espacios bien ventilados, reduciendo el tiempo de exposición y, de ser posible, el número de personas que comparten un mismo lugar.

Quedó demostrado que las vacunas son una valiosa herramienta para luchar contra la pandemia, pero todavía falta mucho para lograr que la inmunización alcance a la mayor parte de la población. Por eso es fundamental que se mantengan todos los cuidados.

Notas Relacionadas