Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/209791

Tuning en EEUU todo tiene un límite

Algo que llama mucho la atención es la libertad que tienen en EEUU para modificar autos sin necesidad de pasar por una revisación técnica obligatoria (nuestro conocido tuning) es un país donde la legislación permite muchas cosas en lo que a preparaciones se prefiere Motores monstruosos, turbos, compresores, ruedas gigantes, mecánicas diésel que oscurecen el cielo, paragolpes y parrillas ferroviarios todo se puede siempre que haya el dinero para pagar

Sin embargo, en ciertas ocasiones esa libertad llega a un extremo donde hay que poner un poco de cordura: en esta ocasión es la moda ‘Carolina Squat’ (también conocida como Tennessee Tilt y Cali Lean) que va a prohibirse en Carolina del Norte y posiblemente también en otros estados del sur estadounidense.

En EE.UU se pueden comprar camionetas de cualquier potencia y altura siempre que la diferencia entre ambos ejes no pase ciertos límites.

Esta moda, tomada de las motocicletas y el estilo "bagger", es bastante popular en ciertas comunidades de aficionados del motor y consiste, básicamente, en bajar la suspensión trasera de una pick-up o un SUV para simultáneamente elevar la delantera, consiguiendo un resultado ridículo donde el vehículo parece marchar haciendo "whellies".

La moda “squat” alcanza a camionetas y SUV. Es la necesidad de hacerlos parecer más rudos de lo que ya son.

Estéticamente es dudoso pero sobre gustos no hay nada escrito , pero parece que no es algo muy seguro para circular, básicamente porque la visibilidad del conductor se reduce al estar tapada por la trompa, el segundo es que a esa altura la protección de los peatones es paupérrima, ya que el paragolpes puede golpear directamente a la altura del pecho o de la cabeza a un adulto; y el tercero es que al circular de noche, las luces en ese ángulo pueden deslumbrar con más facilidad a otros conductores.

En los 60 nació la moda de los low riders con autos que rozaban el asfalto pero no amenazaban la integridad de nadie. Ahora le ley persigue a las extravagantes camionetas que sí son un peligro para la seguridad.

Al menos en Carolina del Norte está permitido modificar la altura de la suspensión en como mucho seis pulgadas (15 centímetros), lo que hacía que aplicándolo detrás hacia abajo y delante hacia arriba la diferencia de altura fuera de hasta 12.

Con la nueva ley que va a entrar en vigor en diciembre la modificación permitida será de 3 pulgadas en el eje delantero y de dos en el trasero.

Con diferentes nombres la absurda moda de levantar el frente de las camionetas es un riesgo para los peatones.

Es más, quien sea detenido tres veces por conducir un vehículo de estas características perderá el carnet de conducir durante un año.

Notas Relacionadas