Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/209789

Modas inexplicables

La industria automovilística es muy conservadora. Los accionistas y los dividendos que los motivan mandan más que nunca. Lejos están los fabricantes de plantear coches arriesgados y proyectos pocos rentables.

Hoy en día, los departamentos de marketing y las investigaciones de mercado son las que dictan qué deben hacer más máquinas de las fábricas y la prueba de ello es que la mercadotecnia nos metió los SUV hasta en la sopa y también decide sobre el aspecto físico de los coches.

Por eso cuando algo se pone de moda todos corren a copiarse sin pensar mucho y estos son algunos ejemplos:

Negro piano

El material más odiado por los expertos y aquellos que se dan cuenta tarde de lo que hicieron. Su objetivo inicial era imitar la madera lacada con el negro satinado de un precioso piano de cola.

Sin embargo, a la hora de la verdad, es una simple moldura de plástico duro que tiene un aspecto fantástico “de lujo”. Sin embargo, se ensucia muy fácilmente. Y  vive llena de polvo, huellas de dedos, y microarañazos.

Pantallas 

Las pantallas tienen un rol fundamental en los coches. Han aumentado sus funciones, su resolución, su conectividad… y también su tamaño y cantidad.

En una década de pequeños rectángulos de consulta se pasó a una tremenda riqueza de información y de  distracciones. El caso del Honda E ya supera todos los límites.

Ruedas gigantes 

Hace no tanto tiempo un coche con llantas de 15 o 16 pulgadas era un coche de ruedas enormes y/o preparado para un uso exigente.

El crecimiento de los coches y el auge de los SUV ha provocado que el tamaño de las llantas se haya disparado en los últimos años hasta llegar a modelos con mediadas de 20”. Al fabricante no le importa el costo de cambiarlas.

Cara de malo 

Los vehículos modernos tienen un diseño agresivo y de aspecto enojado. Especialmente si hablamos de algunos SUV.

Estos diseños, de alguna forma, hackean nuestra mente, y nos hacen creer que dentro de esa máquina tan intimidante vamos a estar más seguros y protegidos. Los psicoanalistas tienen una explicación a esta necesidad de algunos conductores, pero trasciende este espacio.

Notas Relacionadas