Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/209527

El cuento del ahorro de combustible

Los chantas saben que la gente sufre con el precio de la nafta y volvieron a la carga desde hace un tiempo en las redes sociales y sitios de ventas artilugios mágicos que prometen ahorros asombrosos de combustible en el orden del 30 al 50%.

Aquí algunas de estas soluciones sin ningún sustento científico que burlan décadas de desarrollo de motores:

Este impresiona por su audacia. Aprovechando el desconocimiento que tienen la mayoría
sobre la electrónica de los autos modernos se vende un aparatito que se conecta al zócalo
OBD2. (Por donde se establece comunicación entre la computadora del auto y el sistema de
diagnóstico de fallas de los mecánicos.)

Los sinvergüenzas venden este dispositivo mágico que encaja en el mismo lugar y “cambia” los parámetros de funcionamiento del motor con un consumo reducido. No les falta valor para anunciar una reducción del 50%.

Lo riesgoso es cualquier cortocircuito en este "enchufe" puede mandar a mejor vida la central electrónica del auto.
Aclaración: No se trata de un nuevo mapeo de inyección y encendido ya que el mismo misterioso aparatito sirve para cualquier modelo y toda clase de combustibles.


IMANCITOS

Un clásico. Hace muchos años NORTE desenmascaró a un vendedor de esta "maravilla" que
citaba el respaldo del INTA. Se trata de un imán que "acomoda las moléculas" del combustible
para que el motor consuma menos. Se coloca con un precinto alrededor de la línea de
combustible y ya está. Tan simple como inútil.

EL TURBITO

Se puso de moda en los últimos meses. Se trata de un generador de vórtice mal ubicado
en todos los casos. Estos aparatos tienen como objetivo crear una fuerte turbulencia en la
mezcla que entra a los cilindros y cuanto más cerca de estos se coloque mejor resultado da en
maximizar la combustión pero nunca en ahorrar combustible.

Es muy utilizado después del compresor (no en los turbos) en los enormes V8 de alto rendimiento en los EE.UU. El resultado -si esta correctamente diseñado- es mayor eficiencia en la combustión lo que se traduce en algo más de potencia pero para que funcione hay que darle más caudal de combustible a la inyección (o el carburador) y eso es mas consumo de combustible.


MAGIA CUÁNTICA

Este aparato misterioso (casi tanto como la física cuántica) se instala por delante del filtro
de aire y se supone que ahorra combustible. Poner un obstáculo en la entrada del auto empobrece la mezcla, genera más contaminación y también puede terminar en un mayor consumo. Pero, ¿Cómo dudar de algo que utiliza energía cuántica?

EL ARGENTO

Desde el vamos la etiqueta tiene errores de ortografía. Promete ahorrar nada menos que
40% de combustible instalando esa cosa en alguna parte que ni vale la pena investigar teniendo en cuenta que dice “certificado ISO 9000/2015 bajo Normas IRAM legajo 9000-8022”.
Seguramente el Instituto Argentino de Normalización y Certificación haya recibido la cosa
para estudiarla como hizo el INTA con el imancito pero lo que no dice la presentación es si fue
aprobada o no, que es de lo que habría que presumir.
Y es menos creíble lo de la ISO que requiere una importante inversión en control de calidad
de la manufactura.