Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/208904
NUEVA JORNADA DE PROTESTA CON COMERCIANTES MUY MOLESTOS

El gobierno busca frenar piquetes y convocó a los tres poderes del Estado

Tras un encuentro con dirigentes empresarios, Capitanich promovió una reunión para encontrarle una solución al candente tema.

‘En el mes de agosto recrudeció fuertemente el problema de las manifestaciones con cortes de calle‘, aseguró en diálogo con NORTE el titular de la Cámara de Comercio de Resistencia, Martín Giménez.

Los movimientos sociales siguen cortando las calles del centro capitalino impidiendo la circulación.

A raíz del problema que genera en la circulación, Giménez sostiene que los comercios no pueden trabajar, y que ‘venden la mitad de lo que deberían vender ese día‘.

Los miembros de los movimientos sociales juntan escombros para arrojar a fuerzas de seguridad.

Por ello, pidió una audiencia con el gobernador Jorge Capitanich, quien lo recibió en su despacho junto al titular de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Alfredo González.

Tras el encuentro, el gobernador definió convocar a los tres poderes del Estado, él y sus funcionarios más autoridades del Poder Legislativo, Poder Judicial, Procurador General, jueces de paz e intendentes de zonas con conflictos permanentes para mañana miércoles a las 8.10.

Arrojar estos trozos de piedra es altamente peligroso para quien reciba el impacto.

El objetivo de la reunión es ‘establecer un protocolo de protesta sin interrupción de calles ni afectación de los derechos de terceros. Vivir en una sociedad democrática exige respetar el Estado de derecho y el derecho de todos y todas‘, expresó el mandatario en su cuenta de Twitter.

OTRA MANIFESTACIÓN

Asimismo, en la mañana de ayer, otra manifestación de movimientos sociales tuvo lugar en el centro de Resistencia que nuevamente implicó cortes de calles.

Las fuerzas de seguridad intentan disuadir los cortes. Los movimientos con carteles y tambores se hacen ver y oìr.

Se pudo ver a manifestantes tomando escombros para arrojas a las fuerzas de seguridad, otra situación que atemoriza a los dueños de comercios por sus vidrieras, así como a aquellos que tienen sus automóviles estacionados en la zona.

Notas Relacionadas