Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/208715

Caso Braian Aquino: “Esto es un hecho de inseguridad que termina perjudicando a la víctima”

El hecho sucedió en La Leonesa el pasado 29 de junio, en el barrio Margarita. A consecuencia de un disparo efectuado por Federico Ibarra perdió la vida Cristian Anselmo Braian Aquino, de 17 años. Los abogados de Ibarra, Pablo Vianello y Juan Ignacio Moreno explicaron la situación del detenido.

Pablo Vianello y Juan Ignacio Moreno, abogados defensores de Federico Ibarra.

“Estamos en vísperas de lo que va a ser mañana la audiencia de oposición a la prisión preventiva. Que tiene que llevarse a cargo del Juzgado de Garantías N°3. Básicamente estamos reclamando la libertad de esta persona, por considerar que hay elementos suficientes para desacreditar cuestiones. Y más importante, ya que vi que muchas cuestiones se habían prestado a confusión, Ibarra no es un asesino. Intentó defender su casa y estaba dentro de su propiedad”, aseguró a NORTE el defensor Pablo Vianello. 

“Está acreditado que hubieron más de cuatro disparos, es decir que hubo un enfrentamiento. Y es importante destacar el informe del Instituto Médico Forense cuando habla de que el disparo que dio muerte a Braian Aquino (todavía está sujeto a pericias este proyectil) fue desde adelante hacia atrás. Entonces, claramente desacredita cualquier duda respecto a si el disparo haya sido ejecutado desde atrás o en retirada del delincuente”, informó Vianello. 

“Parece por ahí un poco raro hablar de este tema, cuando estamos hablando de que todo se produjo adentro de tu casa, cuando era la cuarta vez que entraban a robarte, una de estas anteriores fue con armas de por medio. A ver, quería cuidar su familia, quería cuidar sus cosas, quería cuidar su propiedad privada y esto fue lo que realizó”, indicó uno de los defensores de Federico Ibarra. 

“Evidentemente, cuando hay un enfrentamiento con los delincuentes se produce lamentablemente el deceso de uno de ellos, como podría haber sido Federico Ibarra de quien estemos hablando hoy y no el delincuente. Entonces, claramente esto es un hecho de inseguridad que termina perjudicando a la víctima. Estamos hablando de que la víctima en este caso es Federico Ibarra, más allá del resultado que se haya dado. Y es importante, lo vuelvo a recalcar, que el disparo fue desde adelante hacia atrás. Esto demuestra claramente y a todas luces de que hubo un enfrentamiento, es decir que estuvieron frente a frente y hay testigos que acreditan que se escucharon más de cuatro disparos.

Federico Ibarra, fue quien primero llamó a la policía después que ejecutó dos disparos y puso a disposición el arma que utilizó y con la que se defendió, de la que solo fueron percutados dos cartuchos. Es decir que desde el arma de Federico Ibarra salieron solo dos disparos. 

Ante la pregunta del cronista de NORTE por el arma hallada en la escena del crimen el abogado Vianello respondió: “Fue la única que se encontró porque Federico Ibarra llama al comisario porque tenía el número personal de él. Teniendo en cuenta que ya había denunciado en reiteradas veces robos en su casa, el comisario le ofrece su número personal para que le avise ante cualquier cosa. Y fue lo que hizo Federico, llamar ni bien surgió un hecho de inseguridad”. 

NORTE PLAY

“Tengamos en cuenta que el delincuente murió en el hospital, nunca tuvo conocimiento Federico de lo que había pasado, nunca tuvo la intención. Estamos hablando de una noche completamente oscura y con más de dos personas dentro de la casa. Estamos muy encaminados por la cuestión de que hay más de tres testigos que adhieren a lo que nosotros manifestamos, que hubieron más de cuatro disparos. Es decir que hubo una respuesta o un ataque, eso quedará a criterio de lo que produzcan las pruebas posteriormente, hay más testigos que van a declarar sobre la cuestión”, manifestó Vianello. 

“Estamos hablando de un padre de familia, de un estudiante de ciencias económicos, un despachante de aduana, un estudiante de idiomas, una persona que buscaba por todos los medios progresar y ganarse el pan de cada día dignamente, no robando ni adueñándose de cosas ajenas”, reflexionó el defensor.

¿La familia tuvo que dejar La Leonesa tras lo ocurrido?

Thalía es la esposa de Federico, es docente, es estudiante de la carrera de Derecho, profesora de música. Todas sus actividades las desarrollaba en La Leonesa. Hoy tuvo que exiliarse a la ciudad de Resistencia por una cuestión de seguridad, porque los delincuentes amenazaban con quemar su casa.

“No solo ponen en riesgo tu vida, te tenés que defender, tenés que pagar ese error esa injusticia con cárcel, que nosotros mañana junto al doctor Moreno vamos a pedir la libertad de Federico. Fue un hecho fortuito donde nadie tuvo la intención de matar, pero sí claramente hubo un ataque y un enfrentamiento”, afirmó el letrado. 

A su turno, el doctor Juna Ignacio Moreno, dio detalles de la estrategia de defensa que será presentada. “En realidad mañana lo que se va a plantear es una oposición al dictado de la prisión preventiva de Ibarra. Más que estrategia es una cuestión técnica, el dictado de la prisión preventiva tiene en cuenta dos aspectos: uno objetivo y uno subjetivo. Si bien es una cuestión técnica, aparejada a la cuestión fáctica de los hechos se descarta uno u otro, porque la prisión preventiva se establece en virtud de un artículo del Código Penal, el N° 289, que tiene una presunción iuris tantum, que significa que admite pruebas en contrario”. 

“Esa presunción iuris tantum dice que, ante una amenaza de pena grave, como la que le espera en una eventual condena a Ibarra, el acusado podrá intentar fugarse. La virtud de este fundamento es que, para asegurar la finalidad del proceso, se lo encarcela preventivamente. Esa prueba en contrario está dada por las cuestiones subjetivas, es decir, por la condición personal del imputado de trabajador, padre de familia, tiene arraigo, la conducta de Ibarra que desde el primer momento del hecho fue el primer colaborador con la justicia”, aportó el abogado Moreno. 

¿Existe riesgo procesal?

“El riesgo procesal sería la fuga. El Estado estaría admitiendo su ineficacia si una persona puede pone en riesgo un proceso y el Estado no tiene herramientas para asegurarlo por otros medios que sean menos graves que la privación de la libertad de una persona”, 

¿Fue clave el comportamiento de Ibarra?

“El comportamiento de Ibarra fue clave. Una persona que llama a la policía después del hecho, no oculta el arma con la que supuestamente se produjo el disparo, en ningún momento pretendió obstaculizar la investigación. Es fundamental este tema, evaluar la conducta de él (Ibarra), las circunstancias personales del imputado. Se puede asegurar la finalidad del proceso por otros medios, menos gravosos, no lo decimos nosotros lo dice la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Esto es una medida cautelar, excepcional”, definió Moreno.

“No menos graves es que se afecta el principio de igualdad. Está visto que la provincia trata cuestiones similares de personas que están imputadas por delitos similares o incluso en una situación más grave que la de Ibarra y fueron beneficiados porque es un derecho libertad durante el proceso”, sentenció el abogado. 

“El planteo va por ahí, tiene sus fundamentos en una cuestión fáctica y el fiscal no puede desconocer eso. También, se habla de la peligrosidad del sujeto que podría poner en riesgo la investigación, amedrentar testigos, que conoce a la familia de la víctima del hecho. En ese sentido también los hechos demuestran lo contrario, ¿quién tuvo que mudarse de domicilio porque tiene amenazas y en riesgo su vida? Nosotros mismo quisimos acercarnos al domicilio para entender cómo fue la mecánica del hecho y fuimos aconsejados por la policía que nos olvidemos de esa parte. Así que la peligrosidad en Ibarra no está. Si hay alguien que colaboró acá fue él”, concluyó Juan Ignacio Moreno.