Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/208606
EL CHACO ES LA PRIMERA PROVINCIA EN CONFORMAR LAS ÁREAS

Las fiscalías rurales contarán con más equipamiento y herramientas

Se trata de otro paso en la lucha por prevenir y sancionar el abigeato y otros delitos rurales. Inversión de 22 millones de pesos en cámaras, GPS y otros elementos.

El gobierno provincial incorporará equipamiento de última tecnología para la Policía Rural, con el objetivo de prevenir y sancionar el abigeato y otros delitos rurales.

La ministra de Seguridad y Justicia, Gloria Zalazar, junto a efectivos de las fiscalías rurales.

El Chaco es la primera provincia en tener fiscalías temáticas para estos asuntos judiciales, sumado a la incorporación de tecnología y a las capacitaciones para recursos humanos.

El gobernador Jorge Capitanich anunció la puesta en funcionamiento de dos fiscalías rurales y ambientales en Machagai y General San Martín, a fin de “cuidar el esfuerzo de la familia productora ganadera”.

Oscar Muchutti es presidente de la Sociedad Rural de Machagai desde hace quince años, e integra la Comisión Directiva hace treinta. Desde su lugar, explicó que la necesidad de estas fiscalías “siempre estuvo, y ahora empeoró la situación porque el abigeato recrudece”.

Por lo tanto, la medida “va a servir para paliar la triste realidad que viven muchos productores junto con sus familias, es imperioso que las causas pendientes vayan a juicio y se establezcan las penas que corresponden”, sentenció.

En esa línea, la ministra de Seguridad y Justicia, Gloria Zalazar, ponderó el trabajo ya realizado por la Policía del Chaco, y aseguró que las fiscalías van a acompañar ese arduo trabajo que llevan adelante: “La dirección de Policía Rural trabaja en conjunto con productores y fiscales para la prevención, investigación y sanción de los delitos rurales, y hoy sumamos un área específica que va a colaborar para mayor eficiencia y eficacia‘.

Recordó, además, que el Estado realizó una inversión de $22.000.000 para sumar equipamiento de última tecnología: se instalarán 20 cámaras-campo en los principales accesos a los campos, caminos vecinales y zonas donde se detectó mayor incidencia delictiva, y cien equipos de GPS en móviles policiales rurales.