Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/208605

Oportunidades que no hay que desaprovechar

La economía mundial, a pesar de la difícil situación sanitaria, marcha hacia un crecimiento firme. Así lo asegura el Banco Mundial, aunque advierte que la recuperación será desigual debido a la demora de las naciones con menos recursos para acceder a las vacunas contra el Covid 19. Nuestro país, en tanto, tiene por delante un largo camino por recorrer: el 58,9 por ciento de toda la población recibió al menos una dosis de la vacuna, pero solo el 25 por ciento tiene el esquema completo. ¿Podrá la Argentina aprovechar las pocas ventajas que ofrece el nuevo escenario global, como los nuevos flujos de dinero en el mercado internacional y la “ventana de oportunidad demográfica” que la beneficia y de la que poco se habla en la campaña electoral?

Uno de los últimos informes del Banco Mundial, que revisa estimaciones realizadas por el organismo el año pasado, anticipa que el crecimiento mundial en 2021 será más sólido que lo previsto a fines de 2020. Tanto optimismo se basa en los buenos resultados que mostró el trabajo de la ciencia a la hora de luchar contra el virus que alteró la vida de miles de millones de personas en todo el planeta. En ese sentido, el organismo reconoce que la rápida administración de las vacunas ha contribuido a mejorar las previsiones en muchos países; aunque aclara que esta mejora se concentra principalmente en las economías avanzadas. ¿Y cómo se posiciona la Argentina en la carrera por la inmunización de la población? Según el sitio web Chequeado.com (en base a datos de los primeros días de este mes), si se tiene en cuenta el número de personas vacunadas con al menos una dosis en términos absolutos, la Argentina se ubica en el puesto 16 entre los países del mundo; pero si se considera el factor poblacional, nuestro país pasa al puesto 31, con el 57,1% de la población total cubierta con al menos una dosis. En rigor, si se tienen en cuenta los datos del último fin de semana, la Argentina está en camino a mejorar su posición, debido a que el fin de semana se llegó a 47 millones y medio de dosis recibidas desde el inicio del plan nacional de vacunación contra el coronavirus. Por otro lado, de acuerdo a la información que proporciona el Monitor Público de Vacunación, hasta ahora hay 27.178.860 personas inoculadas con la primera dosis, y 11.725.229 cuentan con el esquema completo de inmunización.

Está claro que en la medida en que se alcance la mayor cantidad de población vacunada, mayores serán las posibilidades de reactivar una economía que, por cierto, viene muy golpeada. Pero no hay que ilusionarse. El mundo todavía no logró vencer la pandemia y, sin ir más lejos, en Brasil se sigue con atención y mucha preocupación el crecimiento del número de infectados con la variante Delta que disparó la cantidad de internados en hospitales. Por eso es fundamental que se acelere el proceso de vacunación en la provincia y el país, y que más personas tengan el esquema completo de vacunación.

Si la pandemia no complica la recuperación de la economía, el país no debe dejar de aprovechar algunas de las ventajas que tiene, como la llamada “ventana de oportunidad demográfica”, también conocido como “bono demográfico”, que es el período en el cual un país cuenta con más habitantes en el segmento de población económicamente activa.

Dicho de otro modo, hoy en la Argentina el número de personas en edad de trabajar es mucho más alto que la cantidad de niños y adultos mayores que, por obvias razones, no lo pueden hacer.

Otra ventaja que tiene nuestro país es que actualmente en el mundo los fondos de inversión disponen de una mayor liquidez, situación que deriva de las bajas tasas de Estados Unidos, y es por eso que distintos analistas coinciden en señalar que toda América Latina podría beneficiarse de ese flujo de dinero y prueba de ello -aseguran- es que solo en el último mes tres empresas tecnológicas argentinas (Bitfarms, Ualá y Tiendanube) lograron atraer nuevos inversores que las ubicaron en el selecto grupo de compañías que valen más de 1000 millones de dólares, cada una.

De estos temas se habla muy poco en la actual campaña electoral. Los candidatos parecen estar más enfocados en desgastar al adversario que en presentar propuestas concretas para poner en marcha la economía y generar nuevos puestos de trabajo.