Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/208537
78 AÑOS DE APORTE A LA CULTURA

El Fogón de los Arrieros, un símbolo de la amistad

El Fogón de los Arrieros hizo trascender a la provincia y también al país en el plano internacional, realizando con su accionar una obra de eminente significación.

El Fogón de los Arrieros fue creado en 1943 por Aldo Boglietti, un rosarino que llegó a Resistencia y muy pronto se convirtió en un mecenas de personalidad multifacética y convocante.

Este mítico lugar es cultura viva y al pasar por su vereda se destaca el mural en mosaico veneciano, obra de Julio Vanzo, denominado “La amistad”, símbolo del Fogón.

Al principio estuvo en su domicilio particular, en ese entonces calle Brown 188 de Resistencia. En 1955, se traslada a su nueva y actual sede ubicada en Brown 350, convirtiéndose en un verdadero faro de cultura, reconocido no sólo a nivel país sino también en el ámbito internacional.

Desde sus inicios, congregó artistas plásticos, poetas y músicos, reunidos al calor de la amistad como emblema y filosofía de vida.

Solo quien lo visite y camine por sus pasillos podrá entender el significado que el “fogón” representa para la cultura de la ciudad.

Aldo Boglietti (Rosario, 1908 - Resistencia, 1979) festejaba su cumpleaños cada 20 de agosto y, con su inconfundible sentido del humor, la invitación siempre decía “a las 20 y 20, para tomar no menos de 20 copas”.

Además de celebrarse el cumpleaños del “peón” de la casa -tal como se hacía llamar-, se instituyó en esa misma fecha el aniversario de la emblemática institución.

Este año, El Fogón de los Arrieros conmemora 78 años de fecunda labor cultural. El espíritu de esta institución puede resumirse en los versos anónimos escritos cerca de la puerta: Si has de agregar una sonrisa, / al vino y a la sal que te brinda esta casa,/ detén viajero tu camino, / abre la puerta sin llamar y pasa.

Foto histórica de los inicios de su actual edificio en Brown 350: Aldo Boglietti con el arquitecto Humberto Mascheroni, autor del proyecto.

UN LUGAR CON IDENTIDAD

Resulta difícil explicar con precisión lo que es El Fogón. Descripto como institución cultural y museo, club y templo de amistad; pero también puede decirse que es una caja de sorpresa. Es cada una de esas cosas y todas a la vez, porque es un estilo de vida, una manera de ser que no admite encasillamiento en fórmulas estrechas.

Aldo Boglietti, fundador junto a su hermano Efraín de El Fogón de los Arrieros. Tenían la fija idea de emplazar esculturas en las calles de Resistencia.

El Fogón de los Arrieros ocupa una casona de dos plantas construida por el arquitecto Humberto Mascheroni. Posee una enorme pinacoteca, una biblioteca de libros de arte que llegó a ser la más importante del país y muchísimas tallas y esculturas, objetos insólitos y preciados recuerdos que dentro de la desorganización esta cada cosa en su lugar.

Muchos objetos por encontrar, descubrir pero por sobre todo muchas historias para ser contadas y que cada ciudadano conozca de la cultura chaqueña.

Notas Relacionadas