Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/208188

Docente de Sidoch denunció violento ataque de “barrabravas” en Quitilipi

 Antes del acto oficial, con la presencia del gobernador, gremialistas se acercaron a metros de la escuela técnica pero fueron retirados por un grupo de civiles.

Quitilipi (Agencia) El secretario general del gremio docente Sidoch, Pablo Pelozo, denunció un violento ataque de supuestos ‘barrabravas‘ que protegían las inmediaciones del acto donde se presentaría el gobernador Jorge Capitanich.

El lamentable suceso derivó en un paro provincial que se cumplió ayer e incluyó una marcha de repudio en la plaza central.

El gremialista Pablo Pelozo recibió golpes y le apedrearon su auto cuando intentaba entregar un petitorio al gobernador.

El hecho tiene su antecedente en la primera visita que iba a concretar el gobernador para inaugurar obras, la cual se había suspendido porque un grupo de 10 docentes lo esperaban con pancartas para entregarle un petitorio.

La escena volvió a repetirse el lunes: los gremialistas se acercaron a metros de la escuela técnica pero fueron retirados por un grupo de civiles.

‘Llegaron policías con otras personas que empezaron a pegarle patadas y golpes; además le cascotearon el auto y le querían prender fuego‘, comentó uno de los reclamantes que estaba en el lugar.

“TEMO POR MI VIDA”

A minutos de la golpiza, el dirigente gremial denunció en las redes que los agresores serían barrabravas que llegaron desde Resistencia para el acto.

‘Aparentemente enviados por Capitanich empezaron a pegarme, también me rompieron el auto; temo por mi vida y la de mi familia, pido a la justicia que me proteja y que el gobernador se haga cargo de todos los daños ocasionados; esto es lo que pasa por reclamar en nuestra provincia‘, manifestó el docente.

“REPRESIÓN ENCUBIERTA”

El secretario de Adoqui Sitech Miguel Lezcano transmitió el apoyo que rápidamente se replicó por parte de los distintos gremios provinciales, derivando en un paro general en repudio a lo que consideraron una ‘represión encubierta con zona liberada‘, ya que había un fuerte operativo policial.

‘La democracia se vio ensangrentada por la violencia ejercida desde el poder; el gobernador quiere dar un escarmiento para que los docentes no reclamen por sus derechos. Nos parece lamentable y peligroso porque está juntando fuerza del Estado con grupos violentos y traídos con nuestra plata en colectivos‘, señaló.

RECHAZAN “POLÍTICA DE GARROTE”

Desde Federación Sitech criticaron la impunidad para agredir y silenciar un derecho ‘con una política de garrote, producto de la falta de diálogo y la soberbia posición de no reconocer que está en deuda con el sector docente‘, indicaron.