Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/207893

El acuerdo Chaco, adjudicado a la alianza entre Larreta y Bullrich

SAENZ PEÑA (Agencia)- Los acuerdos políticos y las sorpresas que se vieron en el ámbito provincial y nacional dentro del PRO, siguen siendo noticia.

Recientemente, el sitio La Política On Line hizo referencia a la ausencia de Mauricio Macri que está hace un mes en Europa, aparentemente varado. Su ausencia, dice el periodista Javier Laquidara, “es física y política”.  En este tren de cosas, Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich parecen estar a gusto con la ausencia de Macri y avanzan en acuerdos tras superar el peor momento de la interna del PRO previo al cierre de listas.

El caso de Chaco fue una postal de la mutua conveniencia que empezaron a usufructuar Larreta y Bullrich. En la provincia norteña, donde la presidenta del PRO (Marilú Quiroz) es más conocida que el jefe de gobierno porteño. El acuerdo entre ambos comenzó a gestarse desde hace meses y tuvo sus frutos en el cierre de listas. Ya en febrero, el PRO nacional le puso el ojo a la situación esa provincia. El partido amarillo estaba presidido por Víctor Rousseau, a quien en Capital miraban con recelo por moverse en sintonía con las voluntades del oficialismo local, a cargo del peronista Jorge Capitanich.

UN SPA EN MEDIO DE LA SELVA

Fue entonces –dice el medio porteño-- cuando se llegó a un acuerdo para cambiar las autoridades entre el delegado del PRO en esa provincia, Lucas Figueras, junto a Bullrich y los enviados de Larreta, el secretario del partido, Eduardo Macchiavelli y la chaqueña Lidia Saya, que está en el partido desde sus inicios y pertenece a la conducción de PRO Mujeres. Rousseau fue apartado y quedó como presidenta María Inés "Marilú" Quiroz, una empresaria hotelera que tiene un spa en el medio de la selva, dice el periodista en alusión a la estancia Las Curiosas, en Avia Terai, donde la ex concejal de esa localidad tiene un emprendimiento turístico.

Marilú Quiroz, ex concejal de Avia Terai y actual candidata a diputada nacional junto a la dirigente nacional Patricia Bullrich.

“Obviamente, el autor de la nota, hace una descripción poco feliz de quien al parecer cree que aun los aborígenes pueden ser llamados “indios” y que andan por las calles con arcos y flechas”, decía ayer un dirigente de la Unión Civica Radical de esta ciudad.

Con el partido normalizado, continúa el artículo de la Política On Line, Bullrich y Larreta pudieron cerrar un acuerdo con el radical Ángel Rozas para armar una lista que le pueda disputar dos diputados nacionales al peronismo y sacarse de encima el lastre de Aída Ayala, la ex intendenta de Resistencia que se anotó en otra lista con Roy Nikisch. 

AYALA, “SALVAVIDAS DE PLOMO”

En el PRO consideran a Ayala como un "salvavidas de plomo" por las denuncias que arrastra en la Justicia y quedaron conformes con colocar a Quiroz como segunda candidata del radical Juan Carlos Polini.

Al mismo tiempo, pudieron correr a Elisa Carrió, que buscaba otra vez un lugar "entrable" para Alicia Terada, quien terminó en el sexto lugar de la lista de diputados provinciales. 

Lilita deberá hacer campaña por la lista de Polini y Quiroz si quiere que Terada entre a la Legislatura y su lugar no sea ocupado por un candidato de la lista Nikisch y Ayala, señala la publicación.

Notas Relacionadas