Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/207763

“Mercado negro” de armas de fuego incrementa los hechos delictivos

Análisis del subsecretario de Prevención Ciudadana de Sáenz Peña, Daniel Falcón. La violencia de los actos delictuales se incrementó, plantea.

SÁENZ PEÑA (Agencia) – La utilización de armas de fuego para cometer delitos registró un incremento en los últimos tiempos en esta ciudad, “lo que implica que se debe trabajar en el mercado negro que las provee”, advierten desde el área municipal de prevención. La referencia a “un mercado negro de armas”, la realizó el subsecretario de Prevención Ciudadana del municipio local, Daniel Falcón, mencionando además que la violencia de los actos delictuales se incrementó, “lo que fue planteado en reuniones con los jefes policiales”.

La referencia a “un mercado negro de armas”, la realizó el subsecretario de Prevención Ciudadana del municipio local.

El funcionario le otorgó reconocimiento a una situación que el vecino la sufre en la calle, al ser víctima de delincuentes que para lograr su objetivo utilizan armas de fuego. Si bien no existe una estadística oficial de la cantidad de casos en los que los vándalos utilizaron esa herramienta, el planteo existe y se refleja en la preocupación del ciudadano saenzpeñense.

El concepto de mercado negro, al que refirió el abogado Falcón contempla “a las armas que son originadas de forma casera, conocidas como tumberas, y las de fabricación industrial que son utilizadas en distintos hechos, porque pasan de mano en mano en un grupo en el que todos se conocen”. “Las que no son caseras, generalmente circulan en grupos en los que todos se dedican a delinquir y hacen un traspaso de las mismas, manejando códigos de comunicación que sólo ellos conocen”, detalló.

DE MANO EN MANO

El subsecretario de Prevención Ciudadana entiende que se “tendría que elaborar un trabajo investigativo en relación a los hechos que se producen y cuando se puede lograr la aprehensión de los autores, concretar las averiguaciones sobre la procedencia de esas armas”.

“El mercado negro fluctúa entre las personas que se dedican a delinquir y utilizan la metodología de paso, préstamo o traslado, muchas veces cobrado o no, que se da entre los mismos sujetos que se dedican a infringir la ley”, detalló quién hasta hace uno años atrás fue parte del personal policial.

Daniel Falcón: “Tendría que elaborar un trabajo investigativo en relación a los hechos que se producen”.

REGISTRO DE ARMAS

En la portación de armas fuego existe un registro que determina la legalidad del revolver o pistola de fabricación industrial y la autorización, mediante el cumplimiento de una serie de requisitos, para su utilización. En Sáenz Peña existen ciudadanos que son portadores legales de las mismas, pero el municipio desconoce la cantidad de ciudadanos que están autorizados a llevarlas.

“Tenemos la posibilidad de obtener el dato del registro de aquellas empresas que tienen el servicio de seguridad privada, pero no contamos con una evaluación certera porque eso es de instancia provincial o federal”, respondió Falcón.

MUNICIONES

En un revolver, pistola o tumbera se necesitan municiones lo que genera también un mercado negro para la obtención de las mismas. Desde el poder local, el municipio, indican que “la autorización de los locales que las comercializan es de competencia provincial, al igual que los trámites que se deben realizar para su adquisición que dependiendo el calibre requieren de permisos específicos”.

La realidad es que “puede ocurrir que se adquieran las municiones legalmente pero, posiblemente en el algún momento, se distribuye en otros lugares donde la venta y compra se hace de manera irregular”.

JUSTICIA POR MANO PROPIA

“El peligro es que el vecino, ante los hechos de inseguridad, busque ser portador de armas y haga justicia por mano propia al no encontrar la solución de la problemática en los procedimientos y en la actuación de la justicia”, analizó el subsecretario Daniel Falcón.

En este sentido agregó que “esa sensación de inseguridad puede derivar en que el ciudadano de bien haga justicia por mano propia y si esto ocurre, se deteriora el tejido social y realmente el descalabro será el común denominador”. “Estamos a tiempo de actuar para evitar que esto suceda con la implementación de políticas de seguridad que deben atender la intranquilidad del vecino”, concluyó.

Justicia lenta

SÁENZ PEÑA (Agencia) -La otra parte importante para lograr seguridad es el accionar de la Justicia, cuestionándose la lentitud del trabajo desarrollado. “Lo que prosigue después del trabajo de la policía, en el procedimiento de la Justicia se debe abordar con agilidad y practicidad la posibilidad de dar un resultado más rápido en el proceso”, advirtió el subsecretario de Prevención Ciudadana.

En su cuestionamiento el funcionario indicó que “en estos momentos la sociedad toda sufre la sensación de impunidad, especialmente por la problemática de los delitos cometido por menores de edad”. “Y si son imputables, se concluye en que la impunidad es el común denominador porque los trámites del proceso son llevados a cabo con el autor del delito en libertad, lo que genera que el ciudadano se sienta desprotegido”, agregó.

Prevención municipal

SÁENZ PEÑA (Agencia) - Desde el municipio aseguran que “se trabaja en conjunto con las dependencias de prevención que disponen y la Policía del Chaco” para bajar el índice de delitos. “Lo que desde la comuna local se puede brindar es prevención para tratar que no ocurra el hecho delictivo”, indicó Daniel Falcón. El funcionario hace referencia a la ejecución de trabajos de iluminación, desmalezado y otros arreglos estructurales, además de la instalación de cámaras y alarmas comunitarias.

En consonancia con los foros de seguridad, desde el municipio se pide que los vecinos realicen las denuncias de los delitos que ocurran, “por más ínfimos que sean, porque ese es el registro en base al cual la policía diagrama las estrategias de patrullaje”.

Notas Relacionadas