Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/207574

Cómo detectar parlamentarios distraídos

Si alguna vez se sintió indignado a ver a diputados enfrascados en sus celulares en plena sesión, ajenos a lo que expone otro colega, no se aflija: es un fenómeno mundial al que es imposible poner freno ante la negativa de todas las legislaturas a prescindir del teléfono, con los argumentos más insólitos.

Una imagen de la sesión del parlamento belga donde se señala en tiempo real a los legisladores que se distraen con los celulares. 

Desde “mantener el contacto con la familia” a “una poderosa herramienta que aporta al debate”, las razones llevan a cuestionar la idoneidad de algunos para elaborar discursos y argumentos propios.

Lo que más se cuestiona es que aunque es una práctica regular, el desinterés por la exposición de un legislador adversario es una actitud reprochable como las de golpear escritorios, sentarse dando la espalda, o levantarse y abandonar el recinto.

Pero lo cierto es que de alguna manera el smartphone ocupó un lugar que no le corresponde, echando aún más desprestigio sobre uno de los poderes con peor fama en todos los países democráticos. Ante esta realidad, el desarrollador belga Dries Depoorter creó una herramienta de inteligencia artificial (IA) que calcula cuánto tiempo están distraídos los políticos belgas con sus teléfonos durante las sesiones, a la que llama “The Flemish Scrollers” (podría traducirse como “flamencos navegadores”).

El reconocimiento facial y el avance de la interpretación gestual por parte de los softwares no solo puede usarse para controlar que los empleados sonrían y aparenten estar felices  (ver nota del domingo 27/6), sino que ahora sirve para publicar en redes sociales quienes son los representantes a los que Whatsapp les interesa más que sus representados. 

Celia Villalobos, vicepresidenta primera del parlamento español, descubierta jugando Candy Crush durante una sesión, en 2015.

La ley belga exige que todas las reuniones del gobierno flamenco sean de dominio público, así que el gobierno transmite en vivo en su canal de YouTube. El código usa reconocimiento facial para identificar al político y luego rastrea la cantidad de tiempo que pasan en sus teléfonos durante la transmisión. 

Depoorter se toma el trabajo de llevar a plataformas de redes sociales como Twitter e Instagram un video corto del político mientras lo etiqueta, a veces en tiempo real. La herramienta se puso en marcha el 5 de julio, y de inmediato captó la atención del público. Cuando se le contactó sobre la respuesta a su herramienta, Depoorter dijo: "La mayoría de la gente es positiva sobre este proyecto. Los comentarios negativos provienen de los políticos".

"Querido 'x', por favor, esté atento/a", es la fórmula utilizada por la cuenta de Twitter cuando escracha a un político más pendiente de su smartphone que de la sesión parlamentaria. Así, se intenta evitar episodios como el de la española Celia Villalobos, que siendo vicepresidenta primera del Congreso fue descubierta jugando al Candy Crush durante el debate sobre el estado de la nación en 2015.

Para este proyecto, Depoorter primero creó un software de reconocimiento facial y luego subió a este sistema fotos, desde distintos ángulos, de las caras de los diputados belgas. 

De esta manera, “The Flemish Scrollers” detecta a los políticos que toman su celular para utilizarlo. Tras ello, el software le manda un mensaje abierto en Twitter, que también llega a los dispositivos móviles de los diputados. Además, la notificación incluye un video con la evidencia de que utilizaron el móvil.

Sin embargo, cabe resaltar que este software de IA solamente envía mensajes a las personas que están utilizando el celular y no a otros dispositivos electrónicos como computadores y “tablets”, pues estos son identificados por el sistema como herramientas de trabajo de los políticos.

Durante la apertura de sesiones en la provincia de Mendoza los legisladores se ocupaban de sus chats, con total desprecio por sus colegas y el sistema parlamentario.

Llamado de atención

Depoorter asegura que estaría feliz de compartir su código, que funciona con cualquier tipo de video, con otras mentes inquisitivas. Pero el propósito de la herramienta es más grande que señalar a los legisladores distraídos. 

Su trabajo tiene como objetivo poner de relieve los peligros asociados a las nuevas tecnologías. El proyecto Flemish Scrollers tiene la intención de resaltar los problemas con el reconocimiento facial, la inteligencia artificial y la privacidad. Dado que la herramienta está dirigida a legisladores, es probable que los motive a actuar en contra de ciertas iniciativas invasivas de la privacidad que se volvieron aún más intrusivas durante la pandemia. Experimentar en carne propia lo que es ser controlado de esa manera puede que ayude a producir leyes más consideradas con la privacidad. 

No obstante, hay quien ve este invento como un ataque a la intimidad de los políticos, ya que algunos entienden que el hecho de mirar el móvil no implica directamente que estén distraídos o jugando. "Se hace un juicio rápido y las personas en redes sociales se pueden precipitar y sacar sus propias conclusiones", excusan en la web de Mashable, sin explicar cómo hacían hasta hace poco cuando tan “imprescindible” herramienta no se conocía.

Notas Relacionadas