Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/207569

Barranqueras y su historia

El 23 de julio de 1959 la legislatura del Chaco promulgó la ley de creación de los municipios autónomos de Barranqueras, Puerto Vilelas y Fontana, que hasta entonces dependían del Municipio de Resistencia y estaban dentro de su ejido.

Puerto en construcción

Don Guido Miranda decía: “Los ríos iban a ser los primeros caminos del Chaco...”   y agregaba “... puertos y barcos existían en la medida que los propios pobladores los creasen… Los ríos Paraná y Negro fueron fundamentales para el desarrollo de todo el territorio chaqueño y del crecimiento e importancia de la ciudad de Resistencia, eran los que lo comunicaban con sus puertos”.                                                              

Barranqueras

Municipalidad

 Ya en 1892 los vecinos del lugar peticionaron la creación de un ente municipal autónomo. Esta solicitud fue denegada en virtud de una ley que exigía que los municipios debían contar con un mínimo de 20 km de lado, algo imposible para Barranqueras, limitada por el río y por la propia Resistencia. Así fue como recién en 1959, la ley provincial 236 permitió crear este municipio.

El origen del nombre “Barranqueras” aún genera controversias historiográficas. Algunos estudiosos aseguran que se debe al terreno irregular de su costa, que en varios sitios ha dado lugar a elevaciones que, al ser desgastadas por las aguas, provocaron la formación de “barrancas”.

La zona fue en un principio pensada para la fundación de Resistencia como ciudad-puerto. Sin embargo, los terrenos bajos y anegables, más lo pobre de la tierra para la práctica de la agricultura, forzaron a fundar Resistencia unos kilómetros más al oeste.

El 6 de abril el Municipio de la Ciudad de Barranqueras conmemora y celebra el “Día de Barranqueras”, fecha dispuesta por Ordenanza Municipal y Resolución 1226/08 del Ministerio de Educación de la Provincia del Chaco, incluido dentro de la Agenda cultural del Instituto de Cultura. 

Balsa

  El día fue elegido por la creación, allá por 1906, de instituciones relevantes para la ciudad como el primer juzgado de Paz y el Registro Civil, y luego la apertura del Mercado Central. En concordancia se estableció feriado educativo para las instituciones escolares.

El inicio de Barranqueras está muy ligado al de Resistencia, ya que el agrimensor Juan Dillón -cuando debió hacer la mensura de Resistencia en 1878-, ya designó a la zona como apta para la llegada de productos para la colonia, y la traza inicial de Resistencia llegó hasta el puerto, donde se habían instalado algunos colonos.

En 1891, el agrimensor Juan F. Arias mensuró aproximadamente 12 hectáreas junto al riacho Barranqueras, en el lote 9 del Ensanche de la Colonia Resistencia. Por aquella época el puerto llevaba por nombre Juárez Celman. El agrimensor tomó como base un edificio preexistente (actualmente ubicado en la plazoleta del puerto) con ángulo en 83º, por lo que las manzanas tienen forma romboidal en lugar de la acostumbrada.

Ya en 1892 los vecinos del lugar peticionaron la creación de un ente municipal autónomo. En 1906 debió hacerse una nueva mensura por el crecimiento desordenado del pueblo, que abarcó el doble de hectáreas de la mensura inicial, en la misma ya se previeron los terrenos del ferrocarril Santa Fe y el ferrocarril Rural que la conectaba a Resistencia. 

Para 1912 Barranqueras tenía tres líneas de ferrocarril, con sus respectivas estaciones. La primera fue la del tren Rural o Dodero, la segunda el ferrocarril Francés, y la tercera el ferrocarril Central Norte Argentino, posteriormente General Belgrano.

Bar Ameri

  También el puerto necesitaba un camino adecuado, por lo que la pavimentación de dicha ruta fue una obra solicitada desde muy temprano. El primer intento se hizo en 1893, aunque no se materializó por falta de recursos económicos. En 1904 el gobernador Enrique Luzuriaga informó que había conseguido $ 80.000 para el inicio de la obra, aunque el rellenado recién comenzó en 1909 y el pavimento propiamente dicho en 1925, para concluir cinco años más tarde. 

Esta fue la primera ruta pavimentada del Chaco. El camino es el mismo de hoy. nace en la plaza central, recorre toda la avenida 9 de Julio hasta el 4500, donde está emplazada la estatua de la libertad y es el límite de Resistencia con Barranqueras. Desde allí (Villa Monona) sigue rumbo diagonal hasta Villa Rossi de Fazio, donde nuevamente se dirige en forma recta hasta el puerto.

Barranqueras cobraba así una importancia fundamental en la economía del Chaco. El movimiento naviero era incesante y dos compañías lideraban el mercado: Dodero y Mihanovich. La instalación de fábricas no se demoró en llegar: la Giol, la Fandet, Anderson Clayton, etc.

En 1924 se inició la construcción de la toma de agua en el riacho Barranqueras, cubriendo con esto una sentida necesidad. El riacho de Barranqueras fue testigo del primer vuelo comercial al Chaco, con el acuatizaje realizado frente al puerto por un hidroavión de la Corporación Sudamericana de Servicios Aéreos, a quienes representaban en la zona los hermanos Aldo y Efraín Boglietti con su empresa Chacotur. Esto marcó un hito en la aviación comercial de la zona.

Hoy miro con nostalgia ese gran puerto, prácticamente inerte, y solo me quedan deseos y sueños de verlo algún día reverdecer. Porque ese día seguramente, vamos a decir: “El Chaco está produciendo nuevamente”.

Notas Relacionadas