Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/207191

Podría haber suba de casos por festejos del sábado

Las imágenes que se vieron el sábado por la noche apenas se consumaba la victoria de Argentina ante Brasil en la final de la Copa América asustaron a más de uno desde la mirada epidemiológica en virtud de que lejos de tenerse los cuidados del caso para festejar el logro deportivo del seleccionado de fútbol todo indicaba que quienes se dejaron llevar por la euforia pensaron que se vivían en un mundo sin Covid.

“Desde el punto de vista sanitario tratamos de generar la menor circulación y que las burbujas no se crucen, por eso nos preocupa muchísimo el impacto de lo sucedido durante el fin de semana en el aumento del número de casos”, señaló el subsecretario de Promoción de la Salud, Atilio García Plichta.

Es que la muchedumbre sin uso de barbijos, sin distanciamiento ni nada que se parezca a una acción de resguardar para evitar infectarse del virus tendrá irremediablemente consecuencias sanitarias aun con un plan de vacunación avanzado, en virtud de que como se sabe las inmunizaciones no implican que la persona no puede contagiarse.

“Este virus lamentablemente no respeta el festejo nacional que genera esta victoria y lamentablemente vamos a tener, dentro una semana, un aumento de los casos debido a la enorme participación de la gente”, dijo y recordó que “la vacuna nos protege desde el punto de vista disminución de síntomas, de eliminación de mortalidad, pero de la capacidad de contagiar o contagiarnos”.

En ese sentido, siempre se indicó que la concentración de personas sin los cuidados con las medidas hartas difundidas exponían a contraer la enfermedad que castiga al planeta hace un año y medio y situaciones como esta si vivieron también en otras circunstancias que implicaban reuniones sociales por las fiestas de fin de año, que luego generaron un aumento en los casos o bien más recientemente en el tiempo el Día del Padre.

Como conclusión, el funcionario señaló que se trata de una situación que “va a impactar severamente dentro de una semana y seguramente terminará con un pico en dos semanas, ya que es el período que tiene el virus en expresarse”, explicación que dio en virtud del tiempo en el que se reflejan las conductas inadecuadas en los indicadores

Notas Relacionadas