Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/206833

“La colegiación y el tribunal de disciplina, un tema que no es solo de los abogados”

El debate por el proyecto de ley que impulsa el bloque de diputados justicialistas, para la colegiación legal de los abogados, suma más voces, mientras su tratamiento en la Legislatura, se demora, entre tanto se recogen opiniones de los sectores.

Colegiación legal (foto ilustrativa).

En esta oportunidad, el letrado Alfredo Augusto Mathe, adhirió a la iniciativa que acompaña el Consejo de Abogados y Procuradores de Resistencia.
“En los últimos días ha ganado nuevamente espacio dentro de nuestra actividad y en los medios, el  tema de la colegiación.  Quienes se oponen a la colegación legal, fundamentalmente lo hacen desde dos aspectos. En primer lugar se cuestiona la creación de lo que sería el tribunal de disciplina u organismo disciplinario, pero también es motivo de objeción,  el “costo ”que significaría la implementación del sistema. En función de ello, y partiendo que estimo necesaria a la colegiación, me permito efectuar algunas reflexiones que tienen que ver con el primer aspecto. Razones de espacio y de tiempo me imponen que así lo haga, dejando para otra ocasión el tema del costo de la colegiación”, afirmó Mathe.

“Me parece imprescindible aclarar en primer lugar, que la colegiación  no es un tema que incumba solamente a los abogados. Ergo es que están en juego otros intereses más allá de los estrictamente profesionales, que tienen que ver  fundamentalmente con los justiciables, es decir con la ciudadanía en general. Es que no puede soslayarse, que los abogados son los únicos  intermediarios entre quien pide se haga justicia y quien debe darla. Se representa a los particulares ante un poder del estado, - el Poder Judicial – para que éste dicte una sentencia con relación a una cuestión o controversia determinada”.

Luego el reconocido profesional del Chaco, sostiene: “La relevancia que adquiere la actuación, es incluso receptada por el Código de Procedimientos Civil y Comercial de nuestra provincia, toda vez que el mismo expresa que en el desempeño de su profesión, el abogado será asimilado a los Magistrados en cuanto al respeto y consideración que debe guardársele”.


“Sin pretender erigirnos dentro del ámbito profesional en su conjunto como “ los más importantes “, tendencia ésta, - la de ser “los más y mejores – a la que los argentinos somo proclives, lo cierto es que los Abogados, en la tarea de  búsqueda de la justicia y de la paz social, dentro del contexto democrático, reitero, realizan o al menos deberían  realizar una tarea realmente  trascendente”, dijo Mathe.


Desde ya se sostiene, en orden a lo que fuera expresado, que la actividad de los abogados requiere de un contralor mucho más estricto del que a la fecha existe, y uno de los caminos para ejercer tal control, para que el ciudadano común pueda quejarse  y ser escuchado, pasa sin dudas por la creación de un tribunal de disciplina o cualquiera sea la denominación que se le quiera dar. Lo que hoy se advierte claramente en el ejercicio profesional, es lo que podríamos llamar un “vale todo ”, entre los profesionales y en la relación de los profesionales con sus clientes”.

Por otro lado, dice el profesional “en este último caso, los sectores con menos instrucción, los más pobres, son quienes están más expuestos a las malas prácticas y/o a las irregularidades en desmedro obviamente de sus intereses. Decir en este tiempo que con el control judicial es suficiente, es  cuanto menos  inexacto,  o ignorar la realidad de lo que es hoy el ejercicio profesional”.

Mathe , finalmente subraya: “No tengo dudas que la eventual ley de colegiación no va a  constituir la  panacea  que permita superar todos los males. Si estoy convencido que puede llegar a constituir un elemento que ayudaría a la transparencia y a recuperar la dignidad y el prestigio de nuestra actividad profesional, tan cuestionada y con razones más que válidas”.

Notas Relacionadas