Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/206816

Los servicios son el rubro que sufrió el mayor recorte

El pago de cursos de perfecciona­miento, de expensas y de sistemas de seguridad aparecen entre los gastos pospuestos.

Ante una caída del salario real cercana a los siete puntos porcentuales de mayo de 2019 al mismo mes en 2021 más la inflación, los gastos que más se recortaron en la Argentina fueron los servicios.

Tres empresas dedicadas a la gestión de cobros registraron una notable reducción en las operaciones y las agruparon por rubros, cita El Cronista.

En las cifras generales están comprendidas algunas variables locales Foto: (foto de archivo)

TRES ÁREAS

El 26% se salteó el pago de las expensas si se compara con el mismo mes de 2019. Otro 17% debe la cuota de un posgrado en la universidad (o directamente abandonó el curso), y el 15% no pagó el abono mensual para tener seguridad y monitoreo privados. Las cifras provienen de bases de datos de compañías que procesan pagos de 15 millones de usuarios de forma presencial y virtual cada mes.

EQUIVALE A UN ASADO

De tres fuentes consultadas por NORTE dedicadas a servicios de monitoreo o vigilancia pagos, dos confirmaron que entre las personas que deciden dar de baja un plan y quienes eligen contratarlo, las primeras son mayoría.

“Hay dos caras para esa misma situación: por un lado están quienes sí o sí van a pagar por seguridad y por otro, hay personas que aunque quieran, realmente no pueden”, describe un trabajador de la actividad que pidió mantener su nombre en reserva.

Una segunda fuente sostiene que después de un momento de hurtos nocturnos que se daban de manera esporádica, a partir de 2020 volvieron a registrarse muchos más. Para dimensionar cuánto representa contratar un abono estándar, aportan un piso cercano a los $3.500. “

Equivale a un asado, el problema es que mucha gente ya no tiene para pagar un asado”, compara el primer consultado.

TAMBIÉN LOS GIMNASIOS

En lo que va del año, cientos de miles de argentinos debieron elegir entre lo prioritario y otros compromisos como alquiler, cancelar servicios o entrar en mora con proveedores. La foto de mayo evidencia que se saldaron los gastos considerados básicos o indispensables; mientras que se demoraron, por ejemplo, vencimientos de servicios para llegar con algo de efectivo a fin de mes.

El impacto en gastos de recreación y actividad física fue mayor. En cuanto al pago de cuotas, abonos en clubes y gimnasios, la cancelación dentro de la fecha de vencimiento se redujo considerablemente. Casi la mitad (46%) se quedó en el camino.

MENOS DEVOLUCIÓN, MÁS SUSPENSIÓN

Por otra parte se registraron 17% menos de devoluciones de créditos personales no bancarios. Y en total se pagaron 14% menos cuotas de cementerios privados, 5% menos resúmenes de tarjetas de crédito y 2% menos pólizas de seguros.

“El pequeño comercio fue el que provocó las grandes caídas de pólizas para las aseguradoras. En solo un mes de pandemia, perdí el 60% de los asegurados que tenía en cartera. Y eso arrastró todo lo demás”, cuenta Fabián Gil, broker de SVG.

Notas Relacionadas