Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/206325
SIGNADA POR UNA TRAYECTORIA TAN SINUOSA COMO ESPLENDOROSA

La Orquesta Sinfónica del Chaco cumple 44 años de vida

Dirigida en la actualidad por el Maestro Jorge Doumont, la Orquesta reservará la celebración por el nuevo aniversario para cuando lo permita la emergencia sanitaria provocada por la pandemia.

“La Orquesta Sinfónica expresa, por un lado, el sentimiento más amoroso y exquisito que ofrece la música como forma artística, y por otro lado, en ella confluye la voluntad política de poner ese sentimiento al alcance de todas y todos”, afirmó Mariela Quirós, presidenta del Instituto de Cultura, para quien este nuevo aniversario de la Orquesta “debe servirnos para revalorizar y enorgullecernos de un cuerpo musical que desde su creación ha mantenido un compromiso de excelencia y entrega para con el pueblo del Chaco”.

Si bien el primer concierto oficial de la Orquesta Sinfónica data de 1977, lo cierto es que los esfuerzos por conformar la agrupación venían de mucho antes. En ese sentido, resulta insoslayable la tarea de la legendaria profesora Yolanda Pereno de Elizondo, quien ya en 1968, en su carácter de Directora de Cultura de la Provincia, dispuso la creación de la primera Orquesta de Cámara del Chaco. Para ello, Elizondo contó con la colaboración del no menos legendario Eduardo Bértola, compositor cordobés que vivió en Resistencia en aquella época y que fue, junto con la profesora Elizondo, activo promotor de la vida musical de la provincia. 

Un año después, en 1969, aquella orquesta de Cámara se constituía en Orquesta Sinfónica, bajo la tutela y dirección del Maestro Guillermo Bonet Müller. La actividad orquestal, sin embargo, sufriría un duro embate cuando, en 1973, una disposición ministerial rescindió los contratos de sus integrantes, lo que provocó su disolución. 

Pasarían otros cuatro años para que al fin, en 1977 y otra vez gracias a la fuerza y al empuje de Yolanda Pereno de Elizondo, la Orquesta Sinfónica del Chaco vuelva a sonar.

En 1977 la Orquesta Sinfónica del Chaco suena y esta vez para quedar finalmente constituida e iniciar una senda que se mantuvo siempre coherente, comprometida y vigente.

Doumont: "estar atento a una multiplicidad de emociones"

El actual director, Jorge Doumont explica: "conducir una orquesta profesional implica estar atento a una multiplicidad de emociones que son convocadas en cada encuentro y no solamente en el concierto"

El Maestro Jorge Doumont, quien tiene a su cargo la dirección desde el año 2017, explica de manera precisa y concreta el trabajo que supone conducir una orquesta profesional: “implica estar atento a una multiplicidad de emociones que son convocadas en cada encuentro, y no solamente en el concierto. Desde el ensayo, al momento de programar, uno tiene que tener en cuenta las realidades y los vínculos de las personas entre ellas y consigo mismas. Desde el punto de vista artístico, es un punto alto en cuanto a que un concierto representa un gran detalle de la cultura humana. Pensemos que hay un grupo de personas ejecutando partituras con precisión quirúrgica: ese encuentro es un elevadísimo punto de la cultura humana”.

Fueron muchos los momentos de brillo y esplendor de la Orquesta Sinfónica, entre las interpretaciones de óperas, las visitas de directores y solistas extranjeros que dieron lustre a galas inolvidables.

            Junto a la interpretación de autores y compositores clásicos, la Orquesta ha sabido abrevar en composiciones del repertorio popular, lo que ha aportado una confluencia musical que trasciende públicos, orientaciones y preferencias y derivar en la diversidad que es esencia y rasgo característico de nuestra cultura.

“Cuando uno dirige una orquesta sinfónica provincial debe tener en cuenta que está trabajando con una herramienta de política pública y de política cultural, entonces siempre está supeditado a las instancias superiores que proponen los lineamientos donde uno debe intentar, a través del repertorio, conducir o reflejar esos lineamientos”, explica en ese sentido el Maestro Doumont.

Quirós destacó el compromiso de los integrantes 

Mariela Quirós, por su parte, destacó el compromiso de los integrantes de la Orquesta, “cuyo sentido de pertenencia, tanto al público como al pueblo chaqueño, queda de manifiesto en cada una de sus presentaciones”. “Que esta Orquesta se haya constituido en un ícono cultural de la provincia tiene que ver con la pasión de sus integrantes, de su elenco estable, y también con una política pública que asumió el deber de jerarquizarlos laboralmente y profesionalmente al brindarles un espacio exclusivo para el desarrollo de su actividad en la Casa de las Culturas”, enfatizó Quirós.

Lo cierto es que la Orquesta Sinfónica del Chaco es en la actualidad, a 44 años de su nacimiento, una institución insigne de la provincia, ejemplo de tesón y compromiso, con la vida artística, cultural y política de la provincia.