Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/206094
La víctima recibió un disparo en el tórax y sería de un arma de la Policía

General San Martín: tensión y pueblada por el crimen de un adolescente qom

Una manifestación de originarios que chocó con la policía, dejó el saldo de un posible caso de gatillo fácil, donde fue asesinado un  joven de 17 años y que derivó en que la turba atacara e incendiara un destacamento en barrio Los Silos.

GENERAL SAN MARTÍN (Agencia) En circunstancias de un hecho violento; aún confuso; en la mañana de ayer viernes , la policía habría asesinado a José Lagos; un joven de 17 años de la etnia Toba. Con relación al hecho se encuentran demorados nueve efectivos de la fuerza de seguridad.

El hecho sucedió en el barrio Los Silos de General San Martín donde la mayoría de los vecinos son de la etnia Toba. La gente del lugar tomó por la fuerza el destacamento existente en dicho barrio, el que prácticamente terminó saqueado.

Para retirar el cadáver, tuvo que intervenir Gendarmería Nacional varias horas después, debido a los caldeados ánimos en el lugar, donde la familia y comunidad originaria no permitía que el cuerpo sea levantado.

La fuerza federal además, procedente de Las Palmas estuvo a cargo de las pericias a fin de garantizar transparencia en las pericias que determinarán de que arma salió el disparo que mató a Lagos.

Furia y violencia

Todo esto hizo que arribaran a General San Martín el jefe de la Policía del Chaco comisario general, retirado Ariel Alejandro Acuña, funcionarios de los Derechos Humanos y la propia ministra de Seguridad y Justicia de la provincia Gloria Zalazar.

Hizo lo propio el intendente Mauro Leiva. A viva voz los vecinos del barrio exigían que se haga justicia. La cuestión derivó en el corte de la ruta 90. De esta manera la furia y la violencia se apoderaron de General San Martín.

También fue dañado un móvil policial. Se aguardaba el informe del médico forense, pero NORTE pudo saber que Lagos fue alcanzado por un impacto de bala en el tórax, muriendo de manera inmediata.

Nueve efectivos demorados y apartan a la cúpula

Por el asesinato del joven José Lagos, el fiscal de General San Martín en turno Guillermo Codutti ordenó demorar a nueve efectivos policiales a fin de recoger las primeras declaraciones, y una vez que se concreten, deberá resolver si imputa a algunos de los agentes, para luego presten declaración indagatoria.

Además, se dispuso que la Gendarmería asuma las pericias para sumar a la compleja investigación para echar a luz, quien mató al joven. Por otra parte, el ministerio de Seguridad y Justicia removió a toda la cúpula de la dependencia policial, mientras el clima hasta anoche era de extrema tensión, con corte en la ruta 96.

NORTE pudo saber que se esperaba el arribo de originarios de Pampa del Indio para sumarse a la protesta en reclamo de justicia.

El gobierno informó que antes del homicidio “hubo un conflicto vecinal”

Horas después del asesinato de José Lagos de 17 años en el barrio Los Silos de General San Martín, funcionarios provinciales arribaron hasta el lugar de los acontecimientos, cuando todavía reinaba el temor que los incidentes recrudecieran. Desde el gobierno provincial informaron que “el Ministerio de Seguridad y Justicia trabaja en el esclarecimiento de los hechos y la Secretaría de Derechos Humanos se puso a disposición de los testigos que deseen realizar las denuncias pertinentes”.

En un comunicado se indicó:“Un joven qom de 17 años falleció este viernes tras un enfrentamiento con la Policía en el barrio Los Silos de la localidad de San Martín. La fiscalía N° 1 ya solicitó que se realice una autopsia a los restos del joven, a lo que se suman otras pericias para conocer el origen del disparo y determinar responsabilidades”- “El hecho se originó a raíz de un conflicto vecinal en el que posteriormente intervinieron agentes de la Policía del Chaco ante un aviso al 911.

Además, en la comisaría de la jurisdicción unos 17 agentes policiales resultaron heridos -uno de ellos se encuentra internado- y se ocasionaron daños materiales”. Además se mencionó desde el ejecutivo provincial : “Tras los acontecimientos intervino el equipo fiscal de General San Martín a cargo de Guillermo Codutti, fuerzas federales para garantizar la imparcialidad de la investigación, y también la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia, que se puso a disposición de los testigos para tomar denuncias en articulación con el Comité de Prevención de la Tortura y el Órgano de Control Institucional (OCI) de la Policía del Chaco”.

Por un presunto caso de “gatillo fácil “ “el gobierno de la provincia dará intervención a todos los organismos de Derechos Humanos que sean necesarios, tanto provinciales como nacionales e internacionales. Al determinarse los o las responsables, serán sometidos al proceso administrativo de exoneración, garantizando la transparencia e independencia absoluta en la investigación penal del delito que correspondiese”.

Por último se aclaró que “en la provincia rige la Ley de Seguridad Pública 2011-J, de profundos valores democráticos con intervención y control ciudadano. El Gobierno es garante de la aplicación y vigencia de esta Ley, por lo que repudia y sancionará todo hecho de violencia institucional que se compruebe en este contexto”.