Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/206051
A Duque no le entran balas

El gobierno de Colombia llevará al Congreso otro proyecto de suba impositiva 

Presentará una nueva propuesta de reforma fiscal “consensuada” en próximas semanas, dijo el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, cuando faltan 10  días para terminar el periodo de la actual legislatura.

Luego de haber desatado la mayor protesta social en décadas, y mientras continúa la represión, el gobierno colombiano vuelve a la carga con la suba de impuestos.

   El Gobierno del presidente Iván Duque está enfocado en promover una diluida propuesta para conseguir unos 14 billones de pesos (u$s 3.901 millones) ante un Congreso reticente, con lo que trata de evitar que las calificadoras financieras internacionales rebajen el grado de inversión, lo que mantiene en alerta a los inversores.

   Legisladores habían expresado previamente sus dudas de que el proyecto pudiera avanzar antes de que finalice el actual periodo legislativo, el 20 de junio. La siguiente legislatura comenzará el 20 de julio.

   El antecesor de Restrepo renunció después de la rebelión popular que exigió a Duque el retiro del proyecto inicial de reforma fiscal. Las protestas ya duran un mes y medio pese al retiro de la suba de impuestos, pero las demandas populares se han ampliado a varios otros asuntos.

   “Es indispensable en este momento construir consensos de país, construir consensos entre los distintos actores sociales, políticos, económicos, empresariales, juveniles”, dijo Restrepo. “Logrando esta concientización y, sobre todo, la concientización de la necesidad de un proyecto de inversión  social, lograremos acuerdos que nos permitan en las próximas semanas que nosotros podamos presentarle al Congreso de la República una iniciativa que pueda ser discutida a continuación”, agregó. 

   Durante el anuncio estuvieron presentes beneficiarios de programas sociales del gobierno, líderes de gremios empresariales, así como congresistas de la coalición del gobierno y partidos clasificados como independientes, pero no  asistió ningún representante de la oposición.

   La reforma busca aliviar las finanzas del país, que se deterioraron más por el impacto de la pandemia de coronavirus. Según algunos comentarios previos de Restrepo, la nueva propuesta se enfocaría en ajustar tributos a las empresas y a  las personas más ricas, y descartaría subir impuestos al consumo y a los salarios.

   El impacto de la pandemia llevó a Colombia a triplicar su déficit fiscal hasta 7,8% del PIB el año pasado y este año debe cubrir un faltante equivalente a unos 95 billones de pesos (u$s 26.474 millones), lo que esperaba obtener de la suba de impuestos al grueso de la población.

   El fracaso del proyecto fiscal llevó a S&P a retirar el grado de inversión a la cuarta economía de América Latina, lo que desató temores de que Fitch y Moody’s sigan sus pasos.

   Analistas como los de JPMorgan estiman que una decisión de ese estilo podría llevar a una fuga de capitales de hasta u$s 3.500 millones. Cerca de un tercio de la deuda pública de Colombia está en manos de inversionistas extranjeros.  

Notas Relacionadas