Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/206007
FUE CAPTURADO EN SANTA FE Y TRAÍDO A JUICIO LUEGO DE UNA NOTA DE NORTE

Condenaron a once años a padrastro que abusó de una menor de edad

Entre los años 2013 y 2014, Alberto Ramón Domínguez sometió sexualmente a la hija de su pareja. Tras ser denunciado, estuvo oculto.

La misma situación que atraviesan la mayoría de las víctimas de abuso sexual en la infancia o adolescencia: “Si contás, voy a hacerle algo malo a tu familia”, le dijo en ocasiones el abusador a la entonces niña de 13 años, hija de la pareja.

La Cámara Tercera condenó a once años a un abusador de Margarita Belén. Había escapado, pero una nota difundida en este diario permitió su captura en Villa Guillermina.

Durante cuatro años la ultrajó. Los hechos ocurrieron en Margarita Belén y el individuo se refugió largo tiempo en Villa Guillermina.

Pero la víctima ya mayor de edad y su mamá contrataron al abogado Ítalo Suligoy, quien en una entrevista en NORTE expuso el caso y dio precisiones sobre el paradero de Domínguez, quien en un juicio abreviado recibió la pena de once años de prisión por abuso sexual agravado por la convivencia, en acuerdo con la querella y el fiscal de Cámara Tercera, Sergio Cáceres Olivera. La jueza del proceso fue María Susana Gutiérrez.

CÓMO FUE ATRAPADO

Una vez que este diario publicó que el abusador estaba prófugo, a Suligoy lo llamaron de Investigaciones Complejas para informarle que una comisión saldría hacia Villa Guillermina, con orden de detención. Y así fue. Alberto Ramón Domínguez fue denunciado por abuso sexual de la hija de su entonces pareja.

Y, mientras avanzaba la investigación, después de estar preso se le impuso restricción de acercamiento, medida que no cumplió. Se fugó y el año pasado, luego de que la víctima en NORTE diera a conocer que su abusador seguía prófugo, se activó una búsqueda y fue capturado.

LA LUCHA POR JUSTICIA

Suligoy recordó que Domínguez quedó imputado y en libertad, con algunas medidas de restricción, y que el juicio debía llevarse a cabo en octubre de 2019, pero para entonces Domínguez dejó el Chaco para primero dirigirse a Córdoba y posteriormente se radicó en Villa Guillermina (Santa Fe).

“Logramos llevarlo a juicio con la carátula abuso sexual simple, en concurso con abuso sexual agravado con acceso carnal por la convivencia. Es un delito muy grave que prevé pena de 6 a 20 años”, afirmó Suligoy, quien hizo saber que Domínguez fue condenado a tres años en suspenso por violencia de género contra la mamá de la sobreviviente.

Pero hace días, finalmente, el depravado con su abogado defensor aceptó la realización de un juicio abreviado, donde se lo condenó a once años de cárcel, una pena acordada con la querella y el Ministerio Público Fiscal.

Notas Relacionadas