Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/205784

Estiman pérdidas totales de 15 mil hectáreas de soja

En el final de la cosecha el algodón, cultivo regional que identifica al Chaco, “fue el único que reaccionó y entregó rendimientos aceptables”.

SAENZ PEÑA (Agencia) La cosecha de algodón y soja concluye en el departamento Comandante Fernández, “con el registro de pérdidas importantes en el grano”, por efecto de la prolongada sequía que afectó a toda la provincia que está bajo emergencia agropecuaria, homologada por el Gobierno Nacional a mediados de mayo.

En departamento Comandante Fernández, también sorprendieron los buenos rindes de algodón.

La delegación local del Ministerio de Producción, Industria y Empleo, con sede en Casa del Campo en el predio de Ferichaco, está recibiendo las primeras declaraciones juradas de los productores que manifiestan daños en sus cultivos y pérdidas en sus rodeos. “El daño mayor se nota en los sembrados de soja, notándose diferencias entre las sembradas temprano y las tardías, ya que las últimas manifiestan un mejor rendimiento, dentro de lo poco que se logró en los campos”, refirió Gustavo Eyheralde, delegado en el departamento Comandante Fernández.

“En algunos lotes de la oleaginosa, la máquina directamente no entró a cosechar porque la pérdida fue total”, acotó. En el departamento se sembraron cuarenta y ocho mil hectáreas de soja, “estimándose que las pérdidas totales rondan entre las doce y quince mil hectáreas”. “El resto de la superficie manifiesta daños, con afectación de entre el ochenta y cincuenta por ciento de las hectáreas sembradas con el grano, pero también algunos pocos lotes tuvieron rindes por encima del promedio general que arroja la zona”, remarcó Eyheralde.

Incondicional algodón

El algodón, cultivo regional que identifica al Chaco, “fue el único que reaccionó y entregó rendimientos aceptables”. “En algunos lotes se obtuvieron rendimientos de entre 4.500 y 5.000 kilos, lo que nos sorprendió porque el sembrado en el ciclo sintió la sequía y parecía que iban a ser sólo pérdidas, pero tuvo una buena reacción a los pocos aportes de humedad que tuvimos y entregó una buena cantidad de kilos al momento de la cosecha”, resumió el delegado del Ministerio de Producción.

En el final de la zafra, se registraron algunos lotes con rendimientos de no más de novecientos kilos, “pero son solamente un par de casos, estando el promedio de la zona arriba de los mil quinientos kilos”.

Prórroga de la emergencia

En la homologación, por parte del Estado Nacional, de la prórroga de la emergencia se otorgó al sector agrícola una extensión por 180 días, habiendo sido el pedido original por 364 días. En ganadería, se contempló la posibilidad de prórroga por 180 días que se mencionaba en la emergencia anterior que tuvo vigencia desde el 1de octubre de 2020 al 1 de abril de 2021.

La soja, en la zona cercana a Sáenz Peña, no pudo recuperarse del embate de la sequía, y sus pérdidas superan el 50% en algunos lotes.

La emergencia que se transita tuvo aprobación el 17 de mayo, oportunidad en la que “el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, por medio de la Resolución N° 69/2021, prorrogó el estado de emergencia y/o desastre agropecuario, según corresponda, por 180 días a partir del 30 de marzo de 2021, en la totalidad del territorio de la Provincia del Chaco, para las actividades de agricultura y ganadería.

Inscripciones abiertas

Desde la certificación de la emergencia, los tiempos administrativos estuvieron limitados por las nuevas disposiciones surgidas por la emergencia sanitaria que restringieron la actividad en oficinas públicas, lo que demoró la inscripción de los productores. “En lo referido a la emergencia vigente, se tomarán las declaraciones juradas por pérdidas en los cultivos de soja, sorgo y maíz, mientras que el productor ganadero que registre más daño del ya declarado en el período anterior, debe nuevamente presentarse a la delegación y completar el formulario”, mencionó Eyheralde.

Es de recordar que en la emergencia 2020 – 2021, en las pérdidas agrícolas se contemplaron los sembrados de girasol y trigo. Los chacareros que tengan que declarar daños en sus cultivos, “deben presentar la constancias de inscripciones a la Afip y Rentas, inscripción en el Sisa, poseer Renspa agrícola y registro en el Sipach, además de fotocopia del dni y título de propiedad o contrato de arrendamiento vigente y el formulario de la declaración jurada”. Los ganaderos tienen que presentar los mismos documentos, con la diferencia de la necesidad del Renspa ganadero y el acta de vacunación de la última campaña.

“Los que solicitaron la emergencia ganadera en el período pasado y no tuvieron una afectación mayor a la ya declarada, deben acercarse a las oficinas del Ministerio de Producción para que se les revalide el certificado que se les emitió anteriormente, mientras que los que registraron que se agravó la situación de sus rodeos, deben presentar una nueva declaración jurada”, aclaró el delegado.

Es de mencionar que la emergencia la puede solicitar “todo el sector de la producción primaria que registró pérdidas: forestales, hortícolas, ganaderos, apícolas y agrícolas”.

Notas Relacionadas