Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/204989

Cartas de Lectores

El derecho ambiental como materia pendiente de nuestros gobernantes

Señor director de NORTE:

"Dañar al ambiente, es dañarnos a nosotros mismos". 
Así lo establece la Corte Suprema en una jurisprudencia avanzada en materia de protección efectiva, oportuna y temprana, ambiental. El ambiente sano es un derecho, no un esbozo y si es un derecho también es una obligación.
“No configura una mera expresión de buenos y deseables propósitos para las generaciones del porvenir, sino la precisa y positiva decisión del constituyente de 1994 de enumerar y jerarquizar con rango supremo a un derecho preexistente”. (Artículo 41 de la Constitución Nacional)
“Los jueces deben buscar soluciones procesales que utilicen las vías más expeditivas, a fin de evitar la frustración de derechos fundamentales” (doctrina de Fallos: 327:2127 y 2413; 332:1394, entre otros.
Si un individuo daña el ambiente, provoca daños al colectivo.
El principio precautorio es fundamental para evitar los daños irremediables y resarcimientos paupérrimos para paliar derechos difusos vulnerados.
En la situación que nos encontramos en Colonia Benítez las cosas parecen estar muy claras, y a la vez una sombra de oscuridad y confusión cubre, cual espesa neblina, el correcto proceder de la ley y los derechos ganados con la lucha ambiental.
Desde el año 2016 el pueblo de Colonia Benítez ha sido declarado oficialmente Capital Botánica del Chaco. 
Esto implica un límite a la destrucción de los bosques en la zona mencionada, perteneciente a sitio Ramsar y zona protegida de humedales. 
A partir de ahí y con un Código Verde vigente, elaborado y sostenido por el gobierno municipal, en este lugar no deberían existir los desmontes como opciones para construir el progreso. 
Sin embargo, algo está pasando. 
Una ruta innecesaria se pretende abrir a paso de destrucción sobre bosques nativos centenarios. Y no creo que el móvil en cuestión sea solamente el capricho de una propietaria de lote que quiere un segundo acceso. 
Aquí se está ocultando una futura urbanización en zonas protegidas. Es bastante obvio viendo el juego de actores circundantes por la zona de esta Reserva Natural. 
Abrir este camino basados en una antigua traza de escritorio, es una antes y después para los paisajes tal y como los conocemos. La desaparición del último hogar que va quedando para animales cercanos a la extinción.  
La gente quiere vivir en la naturaleza, pero viene a destruirla, llevando la ciudad dentro de sí, como un cáncer que se expande. 
Lloran desconsolados porque un aguará guazú aparece lastimado con quemaduras en un shopping. Pero aquí y ahora, cuando se debe actuar como corresponde, una extraña pulseada de intereses mezquinos parece estar dándose sobre esta selva de ribera chaqueña.
El hecho de que un arquitecto conozca la palabra “palafito” no quiere decir que pueda elaborar estudios de impacto ambiental sobre un madrejón o paleocauce del río Tragadero. 

Que toda esta codicia egoísta y de mirada corta pretenda tirar abajo el sendero de protección y educación que hace años venimos llevando adelante entre la reserva y los vecinos es una absoluta ignominia para la comunidad existente y una tremenda degradación para el organismo boscoso que pretende ser fraccionado.
Hoy luchamos por la preservación, definimos este camino y no vamos a torcerlo para dirigirnos al conocido colapso de urbanizaciones necias, orquestadas por individuos ignorantes y codiciosos. 
Queremos una solución definitiva y sentirnos representados por nuestros gobernantes.
No al desmonte en Colonia Benítez

NÉSTOR BRASLAVSKY
DNI 21686630
Colonia Benítez

........................................................

Sin servicio de telefonía

Señor director de NORTE

Por este medio elevo una queja a la empresa Telecom, a la cual hace meses vengo haciendo reclamos por el corte de un cable que corresponde a ellos en la vía pública, acción que dejó sin servicio el domicilio de mi madre, ya anciana y enferma. 
Cansada de reiterados reclamos, di la baja de la línea, ya que igual tenía que seguir pagando por el servicio. 
Hace tiempo volví a pedir una reinstalación y no me dan respuesta. Me llaman, agendan día y visita y no van. 
Así siguen reprogramando día y horario y no recibo solución. 

MÁXIMA LUQUE 
Pasaje Fortín los Pozos 1384
Barrio Villa Libertad
Resistencia 

..................................................

¿Dónde está el señor Miguel?
 

Señor director de NORTE:
Vecinos autoconvocados de la calle Juan B. Justo a la altura del 200 al 300, y alrededores queremos manifestar la gran preocupación que generó la desaparición de don Miguel, un cuidador de vehículos de hace más de treinta años en el lugar, muy conocido por los vecinos ya que además de esa actividad se dedicaba a pagar servicios de los vecinos. 
La historia es que don Miguel ha desaparecido y los vecinos quieren saber cuál es su paradero, ya que integrantes de una supuesta cooperativa que tendría el aval de la Municipalidad de Resistencia, lo ha estado acosando, cada vez con más violencia, para apoderarse del espacio público, que a lo largo de más de treinta años lo ha estado ocupando el ciudadano hoy desaparecido, para obtener así su sustento diario.
La situación de indigencia que padece Miguel es consecuencia del sistema económico político que, en los 90 expulsó a miles de trabajadores a la calle y sin trabajo, de los cuales muchos de ellos se quitaron la vida.  En el caso particular de Miguel no solo se quedó sin trabajo, sino que además le sucedió una serie de hechos en su vida como la usurpación de su vivienda, y la justicia penal no hizo nada, por lo que podemos afirmar que Miguel sufrió una suerte de abandono por parte de la Justicia y de los gobernantes, y no nos sorprende que esto suceda.
La ausencia del Estado y la anomia del orden jurídico generan violencia, y lo que menos promueven es la paz social.
El señor Miguel desapareció, y su espacio fue ocupado por integrantes de esta supuesta cooperativa. Lo preocupante es que la Policía Comunitaria de la Ciudad de Resistencia habría colaborado en ello.
Por lo que pedimos al intendente Gustavo Martínez que explique: qué participación tuvo la policía comunitaria en la desaparición del lugar de Miguel, ya que una vecina observó cuando un agente comunitario lo increpaba, y lo presionaba para que abandone el lugar.
Qué aval ha dado a la supuesta cooperativa para que ocupe ese lugar en desmedro de este ciudadano, que por la circunstancia de la vida ha tenido que obtener su sustento diario de este modo precario.
El Estado en todo su nivel debe promover el desarrollo, para que todos tengan acceso con dignidad a un empleo, pero esta situación visualiza esta nueva modalidad de los gobernantes que se adueñan de los espacios públicos y hacen negocios políticos —dicen— para generar una suerte de salida laboral y por otro, un negocio, con carga para el pueblo.
Hasta ahora nadie conoce los antecedentes de esta cooperativa, dicen que habrían usurpado una vivienda que correspondería al Ministerio de Educación por ser una herencia vacante.
¿Y de las necesidades de Don Miguel quién se hace cargo? ¿Dónde está? Estamos muy preocupados por él, creemos que el intendente de Resistencia no puede ser tan insensible para quitarle el pan de cada día a este hombre, permitiendo que su policía comunitaria y esta dudosa cooperativa, lo hayan hecho desaparecer de su lugar de trabajo.
Los vecinos conocemos a Don Miguel, nos genera confianza y lo apoyamos.
Dijo Montesquieu: "Una injusticia hecha al individuo es una amenaza hecha a toda la sociedad".

Vecinos de la calle J.B. JUSTO 
Asociación Civil en Defensa del Derecho de la Ciudadanía
Resistencia