Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/204848
UNA ACTIVIDAD EN PROFUNDA CRISIS EN EL GRAN RESISTENCIA

Taxistas y remiseros aseguran padecer “el peor momento desde la pandemia”

Desde el gremio del sector señalan que arrancan $48.000 por debajo cada mes, entre alquiler, nafta y mantenimiento. Piden políticas públicas.

Siempre están cuando uno circula por el centro, y tanto se los ve que suelen pasar desapercibido.

Los taxistas aseguran que su mayor enemigo es la constante suba del precio del combustible.

Los taxis y remises, esas herramientas con las que cuentan los ciudadanos para moverse por la ciudad, atravesando distancias, cuando uno no tiene medio de movilidad, o no quiere estresarse con la falta de estacionamiento en el centro.

Desde el inicio de la pandemia, se vieron perjudicados en su actividad debido al contacto estrecho que tienen con los pasajeros.

Los remiseros del Gran Resistencia atraviesan su peor momento desde el inicio de la pandemia.

Sin embargo, se fueron generando los protocolos necesarios para que vuelvan a funcionar.

COMPLICADOS

En diálogo con NORTE, Gabriel Ugelli, titular del Sindicato Único de Peones de Taxis, señaló que se trata “del peor momento desde que empezó la pandemia”:
“El panorama es completamente desolador, hoy para la familia taxista se hace todo cuesta arriba”, comentó.

“Está pandemia dejó muestras claras de las realidades que atraviesa nuestro país. Particularmente en nuestro sector, esta pandemia dejó casi 900 herramientas de trabajo fuera de circulación, lo que implica más de 1.200 familias, no sólo en el Gran Resistencia sino en toda la provincia, sin trabajo”, lamentó.

El gremialista sostiene que casi 900 taxis y remises en el Chaco dejaron de circular desde que empezó la pandemia.

Según comentaron a NORTE, los choferes arrancan el mes $48.000 abajo.

“Pareciera que nuestro oficio es elogiado únicamente en épocas de elecciones, después nos olvidan. Lamentablemente no existen políticas públicas que contengan a los trabajadores choferes de taxi y remís”, agregó.

HACIENDO DE AMBULANCIAS

Por otra parte, Ugelli también apuntó a otra realidad que les toca atravesar.

“Ni siquiera (el gobierno) nos declararon esenciales, incluso cuando las ambulancias no funcionan, y nosotros tenemos que estar llevando, enfermos y médicos”, reveló.

“Son $48.000 mensuales lo que debemos pagar los choferes para poder, de ahí en más, juntar para mantenernos. Hoy el alquiler de un auto ronda entre los $1.000 y $1.600 diarios, más $1.000 de combustible”, relató.

Así, el sector pide a los gobiernos en los distintos niveles atención especial a su sector en esta crisis.