Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/204475

Preservar la biodiversidad

La agencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) lanzó una campaña llamando a cuidar la biodiversidad agrícola ante las noticias que confirman que en lo que va del año se registraron sequías, lluvias intensas o nevadas en regiones donde esos fenómenos eran poco frecuentes. Mantener la biodiversidad es clave para garantizar una alimentación saludable, remarca este organismo especializado de la ONU.

La FAO recuerda que la biodiversidad agrícola brinda la posibilidad a amplios sectores de la población de acceder a alimentos diversos y nutritivos; y por eso remarca la necesidad de sumar esfuerzos de todos los sectores para preservar la salud de los ecosistemas y ayudar a las plantas y animales a adaptarse al cambio climático, cuyos efectos se observan en distintos puntos del planeta. La campaña del organismo internacional remarca, por otra parte, que nuestro mundo está más interconectado de lo que la gente se imagina. La variedad de vida animal y vegetal que hay en nuestro entorno y las forman en las que las diferentes especies están conectadas e interactúan constituye lo que se denomina biodiversidad. Sin esas conexiones no tendríamos los alimentos que hoy llegan a millones de hogares en todo el mundo. Sin embargo, la FAO advierte que esa biodiversidad se está perdiendo a un ritmo alarmante y observa que si no se actúa de inmediato, cuando nos demos cuenta de lo importante que es para la existencia humana sobre la Tierra podría, tal vez, ser demasiado tarde para adoptar medidas.

Los expertos del organismo brindan una serie de datos que ayudan a comprender mejor el escenario que hoy tiene por delante la humanidad: sólo nueve plantas representan el 66 por ciento del total de cultivos; la superficie de bosques se reduce en forma preocupante y mientras eso ocurre también se reduce el número de plantas, insectos y animales que los habitan. Cada vez hay más evidencia que por esa misma razón las abejas y otros polinizadores se mueren, mientras que el 26 por ciento de las razas de ganado se encuentran en peligro de extinción. Por otra parte, advierten que el 33 por ciento de las poblaciones de peces están sobreexplotadas.

Frente a esta preocupante coyuntura, la FAO destaca la necesidad de impulsar la compra local de alimentos, especialmente de los productos de temporada, y de lograr que cada persona diversifique su dieta. Nuestras acciones de hoy pueden ayudar a preservar la biodiversidad y a garantizar el futuro de la alimentación, afirma el organismo de la ONU.

En mayo de 2019 la ONU presentó en París el más completo informe global sobre el estado de la diversidad en el planeta, elaborado por expertos en conservación cuya tarea titánica se volcó en un documento de mil páginas basado en más de 15.000 informes científicos. De acuerdo a este informe en la Tierra hay 8 millones de especies animales y vegetales, pero cerca de un millón de ellas están en riesgo de extinción.

De las investigaciones y estudios que forman parte del documento en cuestión, participaron 145 científicos de cincuenta países, que pudieron comprobar que cerca del 75 por ciento de los ecosistemas terrestres y el 66 por ciento de los marinos fueron alterados por acciones humanas. Además, se constató que degradación de tierras afectó su productividad en casi un 23 por ciento. Durante la presentación del informe, el presidente del Plataforma Intergubernamental de Política Científica sobre Biodiversidad y Servicios de Ecosistema, Robert Watson, observó que la actividad humana está erosionando las bases de las economías y que eso tendrá impacto en la seguridad alimentaria, la salud y la calidad de vida en todo el mundo. El experto no exageró: el crecimiento de las áreas urbanas se duplicó desde 1992 hasta la fecha, mientras que la contaminación por plásticos se multiplicó por diez desde 1980, generando un impacto enorme sobre la naturaleza.

Es la primera vez que la ONU presenta un informe tan completo sobre el estado de la biodiversidad y que pone en evidencia los peligros que deberá afrontar la humanidad si no se revierte la situación. Es necesario generar conciencia sobre la importancia vital de promover nuevas formas de interacción con la naturaleza para reducir el impacto de la actividad humana sobre el planeta. La crisis generada por la pandemia, por su parte, confirma la necesidad de revisar la relación del ser humano con la naturaleza.

Notas Relacionadas