Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/204160

Cartas de Lectores

Con los médicos no

Señor director de NORTE:
Con los médicos no, con ellos no, señor, con los de guardapolvo no se atreva… que van en esta lucha peleando cuan valientes jinetes de nuestra humanidad.
Con ellos no, señor, por las sagradas vidas que en sus manos están, con ese agobio a cuestas de gastarse hasta el alma en cualquier ocasión, con los ojos dolientes de enfrentar a la muerte y sollozar silentes por tanta inequidad.
Con ellos no, señor, porque es una herejía manosear su saber, su ciencia y su coraje con palabras banales o menguado estipendio.
Porque es una innobleza castigar hidalguía y asolar su grandeza.
Con ellos no, porque son la reserva de toda esta nación, porque son el ejemplo que la patria reclama a nuestra sociedad.

PATRICIA BUSTOS
Resistencia 

...........................................

La enfermedad de los sueldos

Señor director de NORTE:
En una de sus tantas brillantes notas, el 21 de febrero usted asegura que de fuentes oficiales pudo recabar que en actividad hay 717 agentes que ganan montos superiores al sueldo del gobernador, estimo que el informante se quedó corto. Que solo tomó un sector del poder central y no de los tres poderes del Estado y organismos autárquicos y descentralizados. 
Esta anormalidad se inicia durante el gobierno del doctor Baroni (1987/91), por ser un hombre austero y sumamente honesto. Cuando en 1991 lo reemplaza Rolando Tauguinas, recibe un presupuesto miserable, tanto, que al nombrar ministro de Economía al contador de Sáenz Peña René Piccini, a los dos meses en conferencia de prensa este anuncia su renuncia diciendo que lo hace porque el sueldo no le permite vivir en Resistencia. (Honesto). El doctor Tauguinas se ve obligado a dictar un mínimo aumento, criticado y duramente agraviado por la oposición. 
En 1995 asume por dos períodos (8 años) Ángel Rozas, manteniendo los sueldos increíblemente bajos (pobre gente), perjudicando así a jubilados y pensionados que iniciaron juicio, con idas y vueltas del gobierno para demorar el fallo que fue negativo. En 2003, asume por cuatro años su correligionario Roy Nikisch, que sostiene planchada esta mentira de los sueldos bajos. En 2007 hasta 2015 (por dos períodos) asume Jorge Capitanich, manteniendo la política incrédula de los sueldos. 
A fines de 2009, por idea del entonces vicegobenador Bacileff Ivanoff, su compoblano el doctor Nievas presenta un proyecto corto y sencillo en la Cámara de Diputados, que se aprobó como ley (si no me equivoco Nº 6064), y promulgada por el gobernador Capitanich, que dice o decía: “La remuneración del cargo del gobernador de la provincia no podrá ser inferior a la de los cargos máximos de los restantes poderes del Estado (presidente de la Cámara de Diputados y presidente del Superior Tribunal de Justicia)”. El objetivo no era bajar los sueldos altos, al contrario, se trataba de poner un orden hacia arriba, respetando la autoridad del gobernador. 
Cuando en 2015 asume Domingo Peppo se había vuelto al engaño de los sueldos bajos, lo que le permitió afirmar en una reunión que él ganaba menos que un maestro. Según comentarios, los sueldos de funcionarios eran compensados con vales de nafta y viáticos. Otros como Rey, Katavich y compañía, buscaron otros métodos para incrementar su magro sueldo. El exministro Lugo y otros varios lo lograron de otra manera. Pero lo increíble es que se culpe a una becaria de Bienestar Social, como ejecutante de una millonaria venta de leche. Y del mismo ministerio, lograron instalar un supermercado en Las Garcitas, con la mercadería que debía ser repartida entre la gente pobre. 
El 10-12-2019 vuelve al cargo de gobernador Capitanich, pero nadie sabe cuánto gana hoy un subsecretario o un ministro. Se agregó al sueldo bonificación por título, hasta 25.000 $ por copa de leche, huevitos y conejitos de Pascua, nombramientos en El Impenetrable con bonificaciones del 180% y adscripciones inmediatas a otros sectores. Son todos componentes de un sueldo. Sostengo que los maestros, empleados de Salud y la Policía deben ganar bien y son los más rezagados, pero deben ganar por derecha lo que les corresponde. 
Hace unos meses, Capitanich se vio obligado a dictar un decreto, obligando a todo empleado a trabajar en su lugar de nombramiento, evitando de esta manera los acomodos y avivadas de zonas desfavorables. (Si la seguimos con el escándalo de la intendenta de Enrique Urien, creo que tenemos para mucho más, mejor la seguimos en otra nota).
 En 1969, el entonces interventor militar coronel Miguel A. Basail ordenó confeccionar un escalafonamiento en toda la administración, tarea que estuvo a cargo del contador Burguener, bien o mal se logró un ordenamiento. 
Confío en la capacidad del gobernador Jorge Capitanich, para que la enfermedad de sueldos encuentre su vacuna.

OSCAR ANDREATTA
DNI 7.454.665
Resistencia