Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/203786
Charla con el Capitán Teuco

“Quiero probar otros textos, juegos y dinámicas con el público”

Con el estreno de “el viaje y la luna”, este tan especial capitán comenzará su gira por el litoral. La partida es el domingo 11 de abril, a las 18, en el centro cultural galatea.

 

Paulo Ferreyra
Por: Paulo Ferreyra

Este domingo es la aparición pública de El Capitán Teuco. “Hace varios años vengo escribiendo cuentos infantiles. En este último tiempo de aislamiento, seguí en esa senda y pensé en hacer audiocuentos”, cuenta. El personaje tendrá, así, vida por fuera de las actividades del músico y compositor Seba Ibarra: “Es El Capitán quien escribe los cuentos. Estos están basados en cuestiones locales y de la región mesopotámica”.

Mientras armaba su mapa de ruta, al tiempo que escribía un guion para su aparición en público, nos permitió conocerlo más de cerca. Fluyó en una charla la respiración, la ansiedad, preocupaciones, búsquedas, lazos y expectativas. Esta creación surgió en el último tiempo de aislamiento social, preventivo y obligatorio. 

Teuco es el nombre de un río de la provincial. Capitán es aquel que tiene una nave o un artefacto para volar. “Tiene personalidad. Es muy decidido. Tiene iniciativas. Me parece que quien maneja un barco, un avión, tiene ese grado de  decidir e ir adelante. Puede ser un grado militarizado o puede ser uno civil. Mi madre que era la Capitana Margarita, por ejemplo. Era una mujer muy decidida. A esto se sumó que hace unos años, cinco o seis años atrás, hice una travesía por el río Teuco invitado por la gente que hoy forma la comisión de Somos Monte. Fue una experiencia única. Estuvimos remando durante tres días y ahí conocí la belleza total de nuestro paisaje. Cuando era chico había una tienda acá en Resistencia que se llamaba Río Teuco. Es decir, hay un conjunto importante de cuestiones que hacen que este nombre tenga tanto peso. El Capitán Teuco ya nos está poniendo contentos a todos”, destaca su mentor.

Capitán Teuco 3.jpg
El Capitán Teuco reflota la idea de hacer un unipersonal. “Quiero probar otros textos, juegos y dinámicas con el público desde otro lugar”, explica su propulsor.

 

—Con este proyecto se acentúa tu mirada hacia los niños y niñas. ¿Por qué?

—Creo que mi vínculo con el mundo infantil viene de mi madre, ella era maestra jardinera. En un momento de mi vida fui profesor en una escuela secundaria. Me interesa mucho la parte educativa. El vínculo con la infancia se consolidó mucho cuando tuve un hijo. Empecé a escribirle cuentos y canciones. Todas esas creaciones están vivas. 

Además, aquí, con El Capitán Teuco reflota la idea de hacer un unipersonal. Quiero probar otros textos, juegos y dinámicas con el público, desde otro lugar. Hace tiempo que venía maquinado algunas cosas que no las podía llevar a cabo con mis otros proyectos y este es el espacio donde las voy a poder desarrollar. 

 

—Este entorno es un público diferente a todo, ¿qué te generan las reacciones de los niños y niñas?

—Hay una cuestión que me interesa resaltar es que el arte, en comunicación con el ser humano, a la vez va más allá de lo que uno puede presentar. Ya sea una canción, una obra de teatro, una puesta en escena de una danza, o una banda tocando. Hay algo detrás de todo eso que genera un lazo, una emoción, un estado que nos comunica como seres humanos muy especiales. 

En los espacios con los más chicos, la música va por delante de todo. Uno lo percibe en los rostros, en la acción o las acciones que nacen libremente, más allá de cuál sea esa música que se esté produciendo. El público infantil es muy sincero. Si estás tocando en una escuela y estás convencido de lo que estás haciendo, si las docentes están convencidas de lo que está pasando, todo eso lo perciben los chicos y ahí se genera un hecho artístico que va más allá del sonido, del escenario. Lo humano es lo primero en un espectáculo infantil. Después hay que buscarle los costados divertidos, si hay proyección es mejor, si hay luces es mejor, todo va a sumar.

 

—Yendo a los cuentos, decías que tienen relación con la provincia, ¿es con la gente o con el paisaje? ¿Por dónde pasa esa conexión?

—Hasta el momento son cuentos que tratan de dar a conocer o se refieren al paisaje, a los animales de la zona y a los personajes de esta tierra. En un cuento, “El borrador malvado”, hay unos personajes que viven en el monte chaqueño. Aquí se plantea sobre la extinción de algunas especies. Busqué hacer un relato universal desde lo que somos y lo que tenemos.  El primer cuento que vamos a estrenar se llama "El viaje y la luna". Después de la presentación en Galatea, estará disponible gratis en la plataforma de YouTube porque fue financiado con la Ley de Mecenazgo de la provincia del Chaco. 

 

—Hay una relación directa de este proyecto con Tierra Verde, ¿cuánto te preocupa el medio ambiente?

—Lo que me preocupa es no conocer dónde estamos. Muchas veces no sabemos qué especies o qué animales habitan nuestra provincia. Desconocemos a veces la belleza del lugar donde vivimos. 

Por otro lado, no sé si podremos solucionar los problemas tan grandes que hay en torno al medio ambiente, pero estar en un lugar y no conocer la riqueza que tenemos me preocupa. Dentro de esa preocupación está el cuidado del entorno. Este es el lugar donde nos desplazamos, donde estamos y donde vamos a vivir el resto de nuestras vidas. Es necesario tomar conciencia para cuidar nuestro medio ambiente.

 

—Durante un tiempo visitaste distintas escuelas en bicicleta. Las clases presenciales están volviendo, ¿estás pensando visitar estos espacios con los cuentos y las canciones?

—Ese proyecto con el Capitán Teuco está fortalecido. Durante el aislamiento muchas docentes me pidieron que mande videos, canciones, material que se pasaban por WhatsApp. Ahora los audiocuentos abren una alternativa para la educación virtual. Del mismo modo se pueden hacer de manera presencial. Es una idea que está en camino. Hay que aprovechar estas creaciones y sumar también lo que pueden aportar los docentes.