Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/203398

Donar sangre es donar vida

La donación de sangre segura es clave para que el sistema sanitario pueda dar respuesta rápida ante situaciones de urgencia. También ayuda a la recuperación de pacientes con ciertas enfermedades. El aumento de siniestros viales que ocurren en la provincia, en la mayoría de los casos protagonizados por motos, se traduce en una mayor demanda de este insumo fundamental para la vida.

Se afirma que donar sangre es un acto voluntario y altruista. En la provincia, afortunadamente, cientos de héroes anónimos colaboran todos los años con las campañas que impulsa el Centro Provincial de Hemoterapia en coordinación con bancos de sangre que funcionan en distintas localidades del interior donde se reciben las donaciones que permiten aliviar la demanda en tratamientos e intervenciones urgentes, algunos de los cuales requieren procedimientos quirúrgicos de gran complejidad.

En el Gran Resistencia, por ejemplo, que es el conglomerado con mayor población de la provincia, uno de los problemas que enfrenta el sistema sanitario es el aumento de la demanda de sangre cuando se incrementan los siniestros viales. Por distintas razones, existe en el área metropolitana un alto número de motovehículos que no se observa en otros conglomerados del país. Si a eso se suma el escaso apego a las normas de tránsito de muchos conductores se tiene como resultado una preocupante siniestralidad vial que, además de traducirse en casos lamentables con víctimas fatales y heridos que quedan con secuelas, se traduce también en una alta exigencia al sistema sanitario. De hecho, en varias oportunidades desde los hospitales se advirtió que las urgencias generadas por los accidentes de un solo día pueden acabar con el stock de sangre que se obtuvo por donaciones de toda una semana. Este dato, por sí solo, pone de relieve cómo los comportamientos imprudentes en el tránsito afectan no solo a los involucrados en un siniestro vial sino también a todo el sistema de atención sanitaria que, cada tanto, debe enfrentar los problemas generados por la falta de sangre.

Por otra parte, es importante fomentar el hábito de donar sangre en forma solidaria, sin que nadie lo solicite. Según los especialistas, la donación más segura es aquella aportada por individuos que actúan en forma desinteresada, sin ningún tipo de presión. Son personas que deciden voluntariamente donar su sangre en forma periódica y sin esperar nada a cambio.

En el país se estima que cerca de un 40 por ciento de la población dona sangre por familiaridad con la persona que la necesita y en forma no habitual, y por esta razón se busca que un 100 por ciento de donaciones habituales y voluntarias de personas sanas que donen para pacientes enfermos que la necesiten, lo que redundaría en una mayor calidad y seguridad sanguínea en beneficio de todos.

Desde que en 1903 el científico austríaco Kart Landsteiner descubrió los factores sanguíneos y hasta la fecha millones de vidas se han salvado en todo el mundo gracias a las donaciones, que son un aporte indispensable porque permite salvar entre tres y cuatro vidas, y porque pese a los esfuerzos de la ciencia, hasta hoy no se ha descubierto ningún producto capaz de reemplazarla completamente en forma eficiente. Además, de un donante se extraen glóbulos rojos, que se utilizan cuando las personas pierden sangre o tienen anemias o disminución de glóbulos rojos, y se separan las denominadas plaquetas, que sirven para evitar sangrados o hemorragias.

Los bancos de sangre llevan adelante una labor clave porque todos los días muchos pacientes salvan su vida o recuperan su salud gracias a las transfusiones. Por todo lo dicho, es necesario que la comunidad tome conciencia que la donación es un acto sencillo, rápido, prácticamente indoloro y seguro. Se debe promover un cambio cultural que aliente el gesto solidario de la donación, lo que sin lugar a dudas redundará en beneficio de todos. La sociedad chaqueña debe saber que la donación voluntaria de sangre es lo único que puede garantizar la disponibilidad de este fluido vital en hospitales de toda la provincia para que los equipos de salud puedan continuar con su importante tarea que permite, nada más ni nada menos, seguir salvando muchas vidas.