Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/202684

Trabajo de investigación algodonera en Sáenz Peña abre nuevas expectativas

Pretende identificar periodos sensibles al estrés por altas temperaturas. La directora del proyecto, Nydia Tcach habló con NORTE RURAL y contó detalles del trabajo y la participación de la UNCAUS en este desafío que tratará de buscar desarrollar aspectos de los cultivares para zonas específicas donde el clima juega un rol de preponderancia en rindes y calidad de la fibra. (Bajada)

SAENZ PEÑA (Agencia). El INTA Sáenz Peña no deja de dar la nota en cuanto a investigación algodonera.  De la mano de la ingeniera agrónoma Nydia Tcach, el organismo en alianza con la Universidad Nacional del Chaco Austral, intentará en una verdadera cruzada desde lo presupuestario como científico, la identificación del periodo más sensible al estrés por altas temperaturas  en la etapa reproductiva sobre la base de la selección de genotipos de algodón.

El trabajo en conjunto entre el INTA y la Uncaus, servirá de base para conocer aspectos científicos y técnicos del algodón.

En una extensa charla con NORTE RURAL, la técnica del INTA expuso los objetivos del proyecto, en el que se trata de conocer cuál es el periodo más sensible  al estrés por altas temperaturas en la etapa reproductiva sobre la base de la selección  de genotipos de algodón

Para ello, y con el uso de instrumentos de alta gama, se intentará caracterizar los procesos fisiológicos  afectados por el estrés, y tras eso, se trabajará en evaluar el impacto de los componentes de rendimiento en algodón ante eventos de este tipo en diferentes periodos de la etapa reproductiva.

A la par, otro de los objetivos es identificar las diferencias de los parámetros de calidad de fibra en los distintos genotipos.

LAS EXPLICACIONES

El Inicio de la etapa reproductiva es más  sensible al estrés por altas temperaturas en genotipos  tolerantes algodón, cuenta la ingeniera Tcach.

Los sistemas agrícolas son sectores vulnerables a la variabilidad climática y al calentamiento global. La temperatura media global de la superficie aumentará entre 1 ° C y 4.5 ° C, dependiendo de las futuras emisiones industriales. Las estimaciones más optimistas apuntan a un calentamiento de 1.8 - 2.5 ° C a mediados del próximo siglo, explica.

Las altas temperaturas en el último siglo han aumentado debido a la mayor concentración de gases de efecto invernadero como dióxido de carbono, metano y óxido nitroso. Estos gases retienen parte del calor emitido por la superficie del planeta luego de haber sido calentado por la luz solar, elevando la temperatura en la superficie.

“El cambio climático ocasionó un aumento de la temperatura y se prevé que subirá más aun lo cual causará pérdidas sustanciales en la productividad del cultivo de algodón”, señala la ingeniera Tcach.

EL IMPACTO DE LAS ALTAS TEMPERATURAS

En algodón la etapa reproductiva es más susceptible al estrés térmico por altas temperaturas en comparación con la etapa vegetativa. Dentro de la etapa reproductiva se encuentran dos estadios R1 (Aparición de primer pimpollo) y R2 (Primer flor blanca) siendo la temperatura óptima 25ºC y temperatura crítica 30ºC, pero aún no se sabe que estadio es más susceptible al estrés por altas temperaturas en genotipos de algodón .

La ingeniera Nydia Tcach del INTA Sáenz Peña comentó a NORTE RURAL el objetivo del proyecto de conocer más sobre el impacto del calor en los cultivares de algodón.

Este proyecto que encabeza Tcach, pretende conocerlo a través del uso de equipamiento de última generación, donde la Uncauas juega un rol superlativo.

EVALUAR ESOS IMPACTOS

La ingeniera Nydia Tcach, directora del proyecto, destacó la importancia que tiene este acuerdo con la casa universitaria, ya que con los equipos de alta complejidad se permitirá evaluar el impacto de los componentes de rendimiento en algodón ante eventos de estrés por altas temperaturas en diferentes periodos de la etapa reproductiva.

A la vez-dijo Tcach- el estudio va a permitir identificar las diferencias de los parámetros de calidad de fibra en los distintos genotipos. “Son todos resultados sumamente necesarios para poder avanzar en la investigación de los cultivares de algodón”, añadiendo que “la identificación del periodo más sensible al estrés por altas temperaturas  en la etapa reproductiva sobre la base de la selección de genotipos de algodón, es una información clave para la avanzar en la investigación”.

 

EL PRINCIPAL CULTIVO DE FIBRA DEL MUNDO

SAENZ PEÑA (Agencia) Nydia Tcach hace un resumen diciendo que el algodón es el principal cultivo de fibra del mundo. La producción a nivel mundial se ha cuadruplicado en las décadas que van de 1950/51 hasta 2004/05, pasando de 7 millones de toneladas en la campaña 1950/51 a 27 millones de toneladas en el 2004/05, con una tasa de crecimiento promedio de 2,5% por año (290.000 toneladas por año).

Según datos proporcionados por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, 2012), China es el principal productor de algodón con 6,6 millones toneladas en el 2012/2013, seguida por India (5,2 millones de toneladas), Estados Unidos (3,7millones de toneladas), Pakistán (2,1 millones de toneladas) y Brasil (1,5 millones de toneladas).

El algodón comparte la industria textil con otras fibras naturales y sintéticas (poliéster), ocupando un 70% en la década del 50 y 40 % en el 2000/01 (ICAC, 2009).

En términos generales, la región algodonera mundial es muy extensa. Existen cuatro países que mantienen el liderazgo en los últimos 30 años: China, India, Estados Unidos y Pakistán. En Sudamérica, se cultiva en Brasil, con fluctuaciones importantes en las últimas tres décadas motivada por la sustitución del área algodonera con el cultivo de soja y por la infestación provocada por Anthonomus grandis denominado el picudo del algodonero.

 

Importancia en Argentina

SAENZ PEÑA (Agencia). En Argentina, representa una de las mayores economías regionales, ligada al desarrollo de la región del Noreste (NEA) con un fuerte componente cultural. De acuerdo a la información suministrada por el Ministerio de Agricultura de la Nación, el área algodonera nacional en el ciclo 2019/20 fue de 454.703 hectáreas y las provincias más importantes en superficie sembrada son: Chaco (199.220 hectareas), Santiago del Estero (190.650 hectareas), Santa Fe (40.800 hectareas) y Formosa (8000 hectareas); y en menor porcentaje Salta (8408 hectareas), San Luis (6000 hectareas), Entre Ríos (200 hectareas) y Corrientes (95 hectareas).

El sector algodonero argentino se ha caracterizado a lo largo de su historia por períodos de extrema inestabilidad pasando de etapas de grandes ganancias a épocas de quebranto, tal como lo expresan Larramendy y Pellegrino (2005) al describir los distintos escenarios por los que atravesó el cultivo entre 1935 y 2005.

 

ACUERDO MARCO ENTRE INTA  Y UNCAUS

SAENZ PEÑA (Agencia). La Universidad Nacional del Chaco Austral (UNCAUS) procedió a la firma del comodato para adquisición de los equipos de alta complejidad que serán utilizados para investigación en cultivares de algodón por los técnicos del INTA.

El convenio tiene la firma de Germán Oestmann, Rector de la Uncaus y Fabio Wyss, director de la Estación Experimental Agropecuaria Sáenz Peña.

Dicho convenio está enmarcado en el Proyecto de Investigación que llevan adelante ambas instituciones titulado: “Determinación de mayor sensibilidad al estrés térmico por altas temperaturas en las etapas fenológicas de cultivares de algodón”, en donde la Directora del proyecto será la ingeniera Nydia Tcach, del Grupo de Genética de INTA EEA Sáenz Peña e integrante de la mesa técnica del Grupo Agroperfiles, y por el lado de UNCAUS, el Co-director será el ingeniero Juan Prause. Además formarán parte del proyecto Julio González, Yanina Polasek y la becaria Maira De Filippi.

EQUIPOS DE ALTA COMPLEJIDAD

El comodato, que tendrá una duración de veinticuatro meses, permitirá la adquisición y uso de equipos de alta complejidad (medidor de fotosíntesis y porómetro) que, junto al capital humano interinstitucional, permitirá obtener información científica relevante para conocer y analizar los efectos de las altas temperaturas en los distintos periodos de crecimiento de la planta de algodón.

Notas Relacionadas