Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/202534

Quitilipi: la UPI no recibió denuncias previas de violencia

QUITILIPI (Agencia) - Familiares y vecinos de la pareja involucrada lamentaron el fatal desenlace que tuvo como víctima a la pequeña.

La manifestación en reclamo de justicia frente a la comisaría local. Foto: Facebook.

Actualizaron varios episodios de violencia de género en el que se involucraron terceros para defender la integridad de la joven y su hija. Una prima de la mujer aseguró que el concubino incluso había estado preso por golpearla ‘y la justicia lo liberó a la semana‘, aunque reconoció que ella siempre volvía con él sin el consentimiento de quienes la protegían.

Al respecto, la asistente social Anabel Ocantos, de la Unidad de Protección Integral (UPI), aseguró que en el caso particular de la niña no habían recibido denuncia alguna. ‘Pedimos que la comunidad se comprometa, hoy salen muchos vecinos a hablar pero ya es tarde, si lo hacían antes hubiéramos podido intervenir y la nena estaría con nosotros‘.

Agregó además: ‘No andamos por la calle viendo si alguien le pega a su hijo, es la familia o los vecinos, los amigos o maestros los que deben dar aviso ante cualquier indicio de violencia, maltrato o abuso. Muchos no se quieren involucrar por miedo a represalias, pero en la oficina se puede denunciar en forma anónima‘ aseguró.

"Las niñas no se tocan, no se matan", uno de los carteles que se pudo ver en la manifestación.

MOVILIZACIÓN 

Generalizado dolor e indignación causó en esta ciudad el lamentable caso de la pequeña Maia, de tres años. Conmovidos por los impensados detalles de la muerte -que derivó en la detención de su joven madre y su padrastro- numerosos vecinos organizaron un pedido de justicia por la menor con una marcha hasta la dependencia policial.

La movilización vecinal recorrió calles céntricas con carteles pidiendo justicia y se detuvo frente a la comisaría. Allí varios referentes de los movimientos sociales convocantes reclamaron celeridad en la investigación que se lleva adelante y, sobre todo, mano dura para con los responsables.