Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/201624
La fauna chaqueña en manos chaqueñas

Anahí Corbalán, arte en barro pampaño

Desde 2018, la artista tiene a su cargo el Taller de Artesanía con Barro que se dicta en el salón municipal con el auspicio de la Dirección de Cultura local.

La novedad es la producción artística a partir de una materia tan presente en la zona como el barro y, por ello mismo, de fácil acceso. El taller se desarrolla desde 2018, y en su andar ha demostrado que hay niños más que interesados en la creación libre y el aprendizaje mediante el juego.

Desde hace tiempo Anahí incursiona en la rama del modelado de arcilla, particularmente avocada a la fauna chaqueña, con una particularidad única en sus creaciones, ya que tienen una originalidad muy específica en cada pieza. La tierra del Chaco se transmuta y se convierte en fauna o en formas como macetas, cactus, gallos casi caricaturescos. Aunque el énfasis esta puesto en la fauna chaqueña y en toda artesanía que refleje a este Chaco duro e indómito del oeste.

El mágico mundo de las formas

Con respecto al taller de modelado, la artista explicó que la franja etaria también es bastante amplia por las características de la actividad. A los más pequeños a veces les cuesta realizar algunos trabajos que exigen motricidad fina, por lo que el taller prevé tareas según la edad de los participantes. Se destaca la alegría del trabajo con niños y niñas, su flexibilidad para aceptar las críticas y su compromiso.

En el taller los chicos crean sus obras, siguiendo las técnicas pero jugando con su propia imaginación: “Por ejemplo un gato puede ser en mi visión de un modo, y en la del alumno de otro muy diferente, por eso siempre procuro que no se limiten a copiar una obra mía, sino que impriman su propia perspectiva. “Primero se moldea y con la obra terminada y seca, se pinta, ahí también hay un proceso de combinación de colores que pone en juego la creatividad de cada participante”.

El taller se dicta los sábados por la mañana. “Me genera satisfacción producir este tipo de arte, y también a mis alumnos les encanta, ya que son responsables en la asistencia y siempre quieren que la clase dure más tiempo”. Señaló también la satisfacción que provoca en los chicos el proceso de creación. “No sé si algunos de los niños se van a dedicar a algo similar, pero en ese momento me parece lindo como ellos lo viven”, de manera que es evidente que “la posibilidad de crear a ellos los hace sentir bien y orgullosos de sus habilidades”.

El barro desde la infancia

“De pequeña me gustaba hacer figuras de barro, algunas como ornamentos y otros pequeñas figuras animales. Durante mi adolescencia hice algunas pequeñas obras, pero por diversas razones me alejé de mi pasión artística”.

Recién en 2018 retomó definitivamente. “No me había olvidado de nada, empecé a hacer y fui realizando trabajos más complejos a medida que fui avanzando, pero no sentí que fuese algo nuevo, a pesar de que había dejado por muchos años de hacerlo. Todos estos años que pasaron siempre me gustó crear, y el trabajo en barro es muy interesante, convertir formas y darles vida, sentir como la misma obra se va plasmando genera una satisfacción muy particular”.

“De chica también hacía animales de peluche, aun sin molde ni referencia igual intentaba”. Además, crea figuras tejidas. En el tiempo en que no trabajó en barro moldeó figuras en porcelana fría. En ese camino de crear objetos reconoce la influencia de su madre, Ema Luz Corbalán, que toda su vida trabajó el barro, si bien para objetos hogareños, y también tela, bordados, pintura y tejidos.

“Me gusta experimentar, intentar crear. Para mí la parte más linda es la de crear, incluso cuando pinto me gusta mucho no usar solo los colores que ya vienen preparados, sino hacerlos, la variedad es muy grande y esa es la diferencia”.

“Me parece muy interesante el proceso de la creación de cualquier obra, así sea pequeña, porque uno tiene una idea inicial y en el proceso vas reforzando o desechando o agregando hasta llegar a un resultado satisfactorio, pero igual crear en sí mismo es una satisfacción”. Anahí destaca que como tiene la característica de exigirse para que la obra refleje lo mejor posible lo que imaginó, “a veces hay cosas que me llevan mucho tiempo”.

Quizás lo más novedoso en la producción de Anahí es que su materia prima sea el barro, tan presente en la zona y muchas veces desvalorizado. La creación es variada: figuras fantásticas como dragones y unicornios, animales de la fauna chaqueña, quizás el ámbito donde las producciones alcanzan el más alto nivel.

¿Y cuál fue la motivación para moldear en barro? 

“Es de fácil acceso y no contamina”, es la respuesta de la artista. Y explicó: “Realmente, después se va a degradar, algo que considero positivo. Me genera tranquilidad saber que mis trabajos después van a volver a la tierra. La materia prima esencial, la arcilla, la obtengo de lugares cercanos a mi ciudad y de modo gratuito, esto me permite no tener esa limitación a la hora de crear”.

Sin embargo, la mayoría de las obras en barro de Anahí Corbalán no suelen dejar a la vista su materia prima. Una vez que las figuras secan, se cocinan en horno para mejorar su resistencia y finalmente pasan por un proceso de pintura. “Me gusta mucho el acrílico para pintar, más allá de que es como un contraste porque saca todo lo natural que tiene el barro, los colores y el brillo que se logran con el acrílico son lo que hace que lo elija. Aunque también suelo pintar algunas obras solamente con barniz, siempre ayuda a preservar mejor el trabajo, pero reconozco que me gusta el brillo como terminación”.

Proyección

“Continuaré con estos trabajos, ya que me apasiona crear. La idea es que junto a otros prestadores de turismo de la zona o inclusive cualquier prestador de turismo de la provincia, quien quiera obsequiar una pieza única de la fauna chaqueña se pueda llevar como un suvenir de su paso por el Chaco una de mis obras”, cuenta.

“También hago objetos como macetas, con particularidades, animales caricaturescos, siempre en barro. Por ejemplo, nuestra ciudad fue y es reconocida como capital provincial del chivo, por lo que también hago caprinos, como estampa de la localidad”. Además, espera prontamente contar con un local propio para comercializar su arte. Para comunicarse con la artista se puede llamar al 3644 – 316861, o escribir al email [email protected] 

* Agencia NORTE en Pampa del Infierno – Fotos: Anahí Corbalán y su arte.