Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/201469
Sin embargo, los productores insisten en que hay eslabones de la cadena que no reciben ese impacto

La recuperación del precio del algodón abre expectativas

SÁENZ PEÑA (Agencia). El clima sigue generando incertidumbres en los cultivos de la región, y en tal sentido, se pudo ver que en esta campaña se dio un avance en la cantidad de hectáreas de sorgo que de sembrarse 76.092 hectáreas el año pasado, ahora se alcanzaron 175.360 hectáreas de las 202.206 estimadas.

El maíz, con una intención de siembra de 230.590 hectáreas se va sembrando 149.000 hectáreas, mientras que la soja se implantaron 578.237 hectáreas de las 661.763 que se estimaban.

El algodón, en tanto, se estimó una siembra de 231.135 hectáreas pero el último reporte agrícola del Ministerio de Producción, habla de un total de 174.669 hectáreas sembradas para la campaña 2020/2021.

El precio de la fibra aumentó en enero 15% más, con respecto al mes anterior. Los productores piden que “haya derrame” de precios.

EL BUEN PRECIO DE LA FIBRA

El precio de la fibra de algodón sigue manteniéndose firme. La última cotización de la Cámara Algodonera Argentina registró un nuevo incremento respecto a la semana anterior del orden de 4 pesos para el grado de calidad más alta. En líneas generales, el incremento de la fibra en enero fue de un 15% con respecto al mes anterior.

Los últimos precios, por cada kilo de fibra puesto en Buenos Aires, marca como orientación la CAA que el grado C ½ cotiza a $ 149, mientras que el D a $ 146; el D ½ a 136 pesos; el grado E a 119 pesos y el F a 112 pesos por kilo.

Situación del textil en el país

SÁENZ PEÑA (Agencia). El cultivo en el ámbito de la delegación Roque Sáenz Peña se desarrolla en condiciones regulares a buenas e incluso muy buenas en algunos lotes puntuales, continúa en etapas vegetativas a plena floración en los lotes más adelantados.

En Santa Fe, el cultivo en la delegación Avellaneda se encuentra finalizando diferentes etapas, entre pimpollado y llenado de cápsulas. Con respecto a la sanidad y plagas, se observan ataques normales de orugas, chinches y de picudo para la época, no siendo demasiado intensos aún.

Voces de los productores

SÁENZ PEÑA (Agencia). Los productores algodoneros tienen distintas opiniones sobre el algodón en cuanto a su precio y el mercado en general, sin dejar de mencionar que es necesario “aceitar” a todos los eslabones de la cadena.

Marcan su visión que tiene la industria en tal sentido y piden “que el efecto derrame sea como tal y no se olviden que sin productores no habrá algodón”, según indicaron productores de la zona de Du Graty.

IVAN: “EL ALGODÓN PUEDE COMPETIR CON LOS GRANOS”

Ernesto Iván, de La Tigra, dice que con los precios actuales “el algodón es el cultivo más rentable” y no duda en decir que esos valores se están recuperando “y puede competir con los granos”.

“El algodón puede competir con otros cultivos en esta campaña, hay buenas perspectivas en los precios”, dice el productor Ernesto Iván.

Con la tendencia alcista del algodón en éstas últimas semanas, pasamos a tener un precio muy atractivo, indicó, para luego señalar que “siempre el algodón nos brinda más seguridad de cosecha que otros cultivos”.

STRUSS: “ES UNA LINDA OPORTUNIDAD”

Sergio Struss, productor algodonero de la zona de Las Breñas, sostuvo que el algodón “es de hierro, soporta más las agresiones del clima y eso lo pone por encima de otros cultivos”.

“Sin embargo, sería bueno que el sol brille para toda la cadena , y no solo para determinados sectores”, opinó.

Añade Struss que “este año se está poniendo lindo, está cargando muy bien y no hay ataque de picudos al menos en mi zona, y eso es un paso adelante porque parece que estamos comenzando a tener más cuidados los productores”.

RUIZ: “UN CAPULLO DE MáS HACE CAER EL MERCADO”

Para el productor algodonero Carlos Guido Ruiz, que siembra en la zona de Los Juríes, Santiago del Estero, “este tema del algodón es bastante ágil si es un mercado transparente: con un capullo de más, baja el precio automáticamente, y donde falta un capullo, se tonifican los valores hasta igualar y hasta superar el valor de exportación”, resumió.

“Me gustan los años donde no sobra algodón porque la comercialización se vuelve ágil, dinámica y al contado, y es una campaña buena permitiendo una suerte de stock para vender fuera de temporada y no complicamos con los precios”, expresó, agregando que “lamentablemente, los hilanderos no son nuestros amigos, sino a veces todo lo contrario, porque pretenden la materia prima a bajo costo y a pagar cuando ellos comercializan lo que industrializan, pero a paupérrimos valores para el productor” , indicó.