Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/201303

Aseguran que Marcos Rojo sería refuerzo de Boca

El entrenador personal del defensor lo anunció a traves de las redes sociales y además le elogió la capacidad física junto a la publicación de una foto.

Su entrenador personal lo ve muy bien físicamente. (Reuters).

Marcos Rojo ya parece ser jugador de Boca. Sí, a pesar de no tener el contrato firmado y no se esté entrenando con el plantel de Miguel Angel Russo en el Centro de Entrenamiento de Ezeiza, ya tiene todo arreglado de palabra con el club para sumarse. Y ahora, por si faltara más, desde el entorno del futbolista ya lo sienten como jugador xeneize y lo confirmaron en las redes sociales.

"Marcos Rojo está feliz, mejorando día a día, a poco de empezar con los entrenamientos en Boca", aseguró la cuenta oficial de Facebook del gimnasio Castro Team Competición, donde se entrena el defensor desde hace más de tres semanas. Y agregó: "Como entrenador estoy admirado por la capacidad física que posee, su recuperación y ese plus de temperamento propio de un gran atleta de alto rendimiento. Felicitaciones". 

El posteo del gimnasio donde se entrena Marcos Rojo. ¿Ya se siente en Boca?

El mensaje justo aparece unos días después de que Olé pusiera el foco sobre la falta de ritmo de competencia de Rojo: no suma minutos desde hace poco menos de un año (354 días) y desde el 2019 en adelante disputó apenas 15 partidos oficiales, 11 como titular, y no anotó goles. "Muy buena ficha la de Boca, tiene el semblante de un Jugador de Boca", agregó la publicación del gimnasio.

Además de lo poco que jugó, Rojo volvió al país tras pasar el segundo semestre del 2020 en Inglaterra y ya no se fue. Desde entonces, al tanto de que no tendría lugar en el United y que no le renovarían el contrato que vence en junio (el propio DT, Ole Solskjaer así lo manifestó), se entrenó por su cuenta en Argentina.

El trabajo en el país fue con un preparador físico personal y a la espera solamente de terminar de resolver su salida del United. Así, luego de eso, se sumaría a las órdenes de Russo.

Sí, todo indica que es cuestión de tiempo para que el defensor que jugó los últimos dos mundiales con la Selección se incorpore a Boca con un contrato por dos años con la posibilidad de extenderlo por uno más. Y pese a que Estudiantes de La Plata, La Galaxy y Cruz Azul se habían querido sumar a la pelea por la ficha del futbolista de 30 años, su destino ya parece tener los colores azul y oro. Por lo pronto, hasta su entrenador ya lo siente jugador de Boca.

Fuente: Olé.