Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/200834
TENER UN SERVICIO ÓPTIMO SE VOLVIÓ UNA ODISEA

Resolver la baja presión de agua puede costar unos $30.000

Otra opción más económica es colocar un presurizador, aunque la inversión no será menor a los 12.000 pesos.

Los problemas de baja presión de agua potable al menos en el Gran Resistencia se están volviendo insoportables. Algunos barrios de la periferia comenzaron los problemas en los últimos meses del año pasado, y comenzó a acentuarse por la ciudad en la víspera de las fiestas de fin de año.

La baja presión de agua se convirtió en un problema en la ciudad de Resistencia. Vecinos de distintos barrios reclaman por el servicio.

Las razones rondan en la sequía, la bajante del río Paraná, la falta de lluvias, entre otras razones.

Sin respuestas desde Sameep, o con una respuesta común de “se está haciendo todo lo posible”, los vecinos se ven en la tarea de solucionarlo por sus propios medios, eso sí, no son soluciones económicas.

La primera opción es la más costosa, pero más segura, y consiste en instalar una bomba de agua que se usa para aumentar la presión dentro del sistema de tuberías. Añade fuerza a la instalación hidráulica para mover el líquido de una zona de menor presión o altura a otra de mayor presión o altitud.

Bomba de agua para instalar en el hogar. Los precios varían según potencia y marca. Arrancan en $4.500.

El costo puede rondar entre $4.500 y los $10.000 según la potencia y marca. Pero también se requiere un tanque cisterna generalmente ubicado en la planta baja de la vivienda. Existen combos de bombas de agua más tanques de 500 litros que arrancan en los $16.000. Así y todo no es una instalación fácil.NORTE cons

ultó con algunos plomeros que cotizan en $10.000 la mano de obra de la instalación que además requiere de conocer algunas cuestiones básicas de electricidad. Además el trabajo puede requerir de al menos dos personas.

De esta manera, esta opción podría demandar unos $30.000 aproximadamente.

Un presurizador es una opción más económica que la bomba de agua.

Por otra parte, otra opción es la de instalar un presurizador, que podría no requerir de un tanque cisterna, y con los materiales necesarios podría costar alrededor de $7.000.

La mano de obra en este caso podría valer unos $5.000. Esta opción entonces implicaría unos $12.000 de inversión.

En el ya golpeado bolsillo de los vecinos ahora se suma este gasto. Lamentablemente no hay perspectiva de que los problemas que afectan la provisión de agua mejore, por lo que hoy ese gasto es una inversión.