Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/200727

A diez años del crimen de Manuel Roseo y su cuñada

CASTELLI (Agencia). Se cumplieron 10 años del crimen de Manuel Roseo y su cuñada Nelly Bartolomé, ocurridos el 13 de enero de 2011 en Castelli; y, desde el entorno familiar, expresaron una fuerte crítica al sistema judicial y político de la provincia a quienes responsabilizan de un atropello a los derechos de la familia.

Manuel nació en 1935 en Roma y cuando tenía 20 años llegó a la Argentina. Tuvo un emprendimiento textil en Buenos Aires junto con su hermano, en los ’70 lo vendieron para comprar, con ese dinero, la estancia La Fidelidad de una extensión de 250.000 hectáreas a Jorge Born. Siempre quisieron comprarle la estancia, pero nunca quiso venderla.

roseo.jpg
Manuel Roseo. A 13 años de su asesinato, la familia sigue reclamando justicia.

Hoy, el territorio chaqueño de la antigua estancia fue constituido en el Parque Nacional El Impenetrable, luego de una sucesión de polémicas por la expropiación de las tierras.

En lo penal, la justicia chaqueña condenó a prisión perpetua a Luis ‘Gusano‘ Menocchio, Claudio Gómez y Salvador Borda, considerados autores del doble crimen.

Al respecto, el abogado Del Corro aseguró que ‘la justicia se apresuró a condenar a tres sicarios, dejando fuera de todo cuestionamiento a los autores intelectuales, a los cuales la fiscal Juana Rosalía Nis no quiso investigar, sepultando las listas de llamadas entrantes y salientes de la antena de celulares de Castelli, que ofrecía la prueba esencial para capturar a los partícipes intelectuales de la masacre‘.

El abogado de la familia, Carlos Del Corro, aseguró que ‘el crimen tuvo desde el principio todo el aspecto de ser por encargo y de estar manipulado desde altas esferas del poder político, provincial y nacional‘.

Por otro lado, sostuvo que ‘la guerra desatada tenía como fondo apropiarse de La Fidelidad, asfixiando a la familia económicamente para obligarla a transar’.