Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/199954

La muerte de una enfermera en el barrio Ítalo: su pareja irá a juicio por jurados

La pandemia incidió fuertemente en todos los ámbitos, y la Justicia no fue la excepción.

Evelín Franco (izquierda) y Daiana Evelyn Álvarez, la joven de 25 años que afrontará juicio por jurado. Pese a solicitar prisión domiciliaria, ésta le fue rechazada en todas las instancias.

Si bien este año que concluye tuvo un solo juicio por jurados –el segundo desde su instrumentación en 2019-, finalmente se confirmó que Daiana Evelyn Álvarez deberá afrontar un jurado popular, al estar acusada del homicidio de su pareja de Evelín Edith Franco.

El hecho tuvo ribetes impensados porque, al comienzo, el deceso de la enfermera de 35 años, sucedido el 27 de julio de 2019 en un departamento del barrio Ítalo Argentino fue investigado como un suicidio, pero la fiscal de investigaciones número 2 Ana González de Pacce recibió un informe de la autopsia al cuerpo de Evelín Franco, y el caso tuvo un vuelco total.

A partir de un dictamen que sacaba luz que la mujer no se había suicidado sino que fue ahorcada, la fiscal meses después ordenó la detención de la pareja de la víctima, Daiana Álvarez, de 25, por lo que está con prisión preventiva.

El informe forense determinó que a la víctima le inyectaron una sustancia que la adormeció, y que había ingerido alcohol, y luego fue asfixiada.

De acuerdo con lo que consta en el expediente y en el requerimiento de la fiscal Pacce, en la noche del 27 de julio, la pareja estaba reunida y, en un momento, tras discutir por un mensaje que recibió Franco, la situación se descontroló, para luego su presunta agresora poner en marcha un plan para asesinarla.

En el departamento que tenía la enfermera en el barrio del sur de Resistencia, los investigadores se toparon en la escena con fármacos e inyectables: rastros que luego fueron hallados en el cuerpo de Franco, de acuerdo con la intervención de autopsia del equipo del Instituto de Medicina y Ciencias Forenses (Imcif).

La joven Álvarez, durante los tres meses posteriores al hecho, estuvo en libertad y fue citada varias veces a declarar como testigo, pero luego su situación cambió al conocerse los resultados de laboratorio y el de autopsia: “Asfixia por sofocación”.

La familia de Franco esperaba que el debate sea este año, pero no se pudo, como sucedió con centenares de causas que aguardan en un rincón de los tribunales para que finalmente pueda llegarles a los deudos la esperada justicia.