Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/199709
EL COMBUSTIBLE NO DA TREGUA: LA SUBA SUPERÓ 4%

La nafta sumó al ajuste impositivo el aumento reclamado por petroleras

Cuando se esperaba un aumento menor del precio en el surtidor apareció una suba de 3% en respuesta al reclamo de las empresas.

Luego de que los surtidores reflejaran un aumento de combustibles por quinta vez en el año, sorprendió el precio con el que el consumidor se encontró esta mañana debido a que se había anunciado un aumento de 1,3% el día anterior.

Pese a la política de “igualar hacia arriba”, en el Chaco los precios de la nafta y el gasoil siguen siendo altos en comparación con Capital Federal.

El nuevo naftazo escondía un ajuste del precio real del combustible, un reclamo constante de las petroleras, al que se le suma localmente en cada plaza el de los expendedores, lo que haría casi inviable el consumo de combustible si se aplicaran los ajustes reclamados

La suba del impuesto representa un 1,3% sobre el precio final y el resto del incremento corresponde al atraso del valor del precio del mercado, que en el sector estiman que llegó a 20% en los últimos meses y que con los aumentos recientes autorizados por el Gobierno se ubicó en casi 10 por ciento.

EL AUMENTO

Se espera que Axion Energy ajuste también los valores en las próximas horas. Desde temprano, los surtidores de YPF se ajustaron: a la entrada en vigencia de dos impuestos, la petrolera bajo control estatal le sumó una mejora en sus márgenes de comercialización.

En la Ciudad de Buenos Aires y parte del conurbano, el ajuste llegó al 5,5%, porque la compañía informó que busca ‘acortar las brechas entre el AMBA y el resto de las provincias‘ y aún así el desfasaje se mantiene.

En el caso de YPF, el litro de nafta súper subió de $63,60 a $67,10; la premium (Infinia) de $73,40 a $77,40; y el gasoil de $59,40 a $62,70. Se trata del quinto incremento de precios de la petrolera en lo que va del año, aplicados desde agosto.

En julio, la nafta súper estaba a $53,47, mientras que ahora llegará a $67,10, lo que representa un ajuste del 21% en el año. Parte del incremento se debe a la suba del 5,4% en los impuestos en los combustibles.

En enero se aguarda otro incremento, ya que desde el 15 de ese mes los gravámenes crecerán otro 7,7%.

La suba fue mayor a la esperada, ya que al incremento impositivo YPF le sumó su propia recomposición de márgenes de utilidad.

Por impuestos correspondía 1,5% (combustibles líquidos) y 1,8% (dióxido de carbono) en diciembre -en total 3,3%-, pero terminó siendo 4,5% promedio país, y 5,5% en el AMBA.

YPF había aplicado otro aumento -que llegó al 2,9% en la Ciudad de Buenos Aires- el 23 de noviembre último. En el caso de Shell, el litro de nafta súper subió a $67,99; premium a $78,94; diésel a $65,19 y diésel premium a $74,80.

EL COSTO CHAQUEÑO

En tanto, en las estaciones de Puma Energy, la lista de precios quedó de la siguiente manera: el litro de nafta súper a $67,84; V-Power a $77,79; diesel a $64,14 y diesel premium a $73,67.

La venta de naftas en estaciones de servicios repuntó un 5% en octubre último, según datos del sector. La mecánica de aumentar los precios en CABA para equipararlo a las provincias no trae ningún alivio a los bolsillos más allá de la General Paz.

En el Chaco la Super de YPF llega a los $71 contra $67,10 de Capital Federal mientras que el gasoil cuesta en el Chaco $65,10 contra $62,70 de Capital donde este combustible no es para producción primaria.