Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/198851

Cipolini sostiene que Sáenz Peña se declaró a favor de la vida

SAENZ PEÑA (Agencia) . Luego de la multitudinaria marcha realizada por las iglesias cristianas de Sáenz Peña a favor de las dos vidas, el intendente de esta ciudad Bruno Luis Cipolini aseveró que “es claro y contundente que los ciudadanos aquí se están pronunciando a favor de la vida” y valoró la organización y pronunciamiento público de las iglesias evangélicas y católicas en tal sentido.

“Sáenz Peña ha sido declarado ciudad pro vida por el Concejo Municipal, y no es casual que tengamos este pronunciamiento, dado que el valor asignado a la creación divina de un ser, amerita el respeto, el cuidado, y que el Estado puede garantizar protección y fomento de ese regalo de la vida”, señalo de manera contundente el mandatario que compartió la marcha junto a fieles de iglesias evangélicas -nucleadas en el consejo fraternal de pastores- y de la grey católica encabezados por el sacerdote Facundo Mela, de la Parroquia Itatí del Instituto Don Orione”.

cipo.jpg
Sáenz Peña le dio un contundente respaldo a las dos vidas. Presencia del intendente Bruno Cipolini y de concejales del PJ y de la UCR, además de fieles católicos y evangélicos.

La convocatoria realizada por las calles de Saenz Peña tuvo un fuerte respaldo político, ya que además  del intendente Bruno Cipolini, estuvieron presentes concejales, como Héctor Wassinger, edil del Partido Justicialista.

En ese contexto, y respetando los protocolos por la pandemia, la ciudadania en autos, camionetas, motos u otro tipo de vehículos recorrieron un vasto sector de la ciudad.

"Esta fue una marcha no en contra de nadie, sino una marcha donde quienes estamos a favor de la preservación de la vida, tanto de la madre como la del niño por nacer”, indicaron desde el Consejo Fraternal de Pastores de la ciudad.

Cipolini anunció que se levantará una escultura del “Niño por Nacer” en los próximos meses, como símbolo de nuestra postura que tenemos como ciudad”.

Dijo que tiene “el convencimiento absoluto de que necesitamos un estado más solidario, un Estado que acompañe a nuestras familias, que acompañe a nuestras madres, a nuestros jóvenes, un Estado más cristianos, y estando convencidos de que un país donde resta tanto por hacer en materia social, educacional y salud, tomar este camino corto e ilegal no es el camino correcto”.