Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/198848

San Martín en alerta por rebrote de coronavirus

Se registró un fallecido, 55 casos positivos y hay cuatro en estudio. Instan ante la emergencia a cumplir con la prevención para evitar contagios de la enfermedad.

GENERAL SAN MARTÍN (Agencia) -En forma vertiginosa se produjo un nuevo rebrote de coronavirus en General Martín. Falleció una persona de 91 años, el segundo caso fatal. Al promediar la mañana de este sábado 21 el registro daba cuenta de 55 casos positivos y cuatro estudios pendientes de definición.

sanmartin.jpg
Un local comercial de San Martín. Mucha gente se coloca el barbijo cuando se dispone a ingresar en los negocios.

El intendente Mauro Leiva, acompañado por la titular de la Zona Sanitaria VI, Sandra López, brindó una conferencia de prensa. Se calificó el cuadro como muy delicado, pero de la misma forma se pidió a la gente no entrar en pánico. El epicentro del contagio fue en tres panaderías y una carnicería.

PELIGROSO RELAJAMIENTO

La atenuación de la cuarentena impuesta por el Covid-19 generó flexibilizaciones pero de ninguna manera es motivo para tan alto relajamiento en General San Martín. Esa actitud no se condice con la imperiosa necesidad de mantener cuidados extremos de distanciamiento social y usar barbijo que mucha gente dejó de hacerlo o lo tiene de adorno colgado de las orejas sin cubrir lo que debe cubrir, boca y nariz.

La emergencia sanitaria sigue poniendo a prueba la responsabilidad individual y colectiva. Un examen al cual un amplio sector comunitario deja mucho que desear, a pesar de conocer la materia.

TOMAR CONSCIENCIA

Hay que entender que el peligro se mantiene, no solo que no pasó, sino que ya se cobró dos vidas. Es indispensable tomar la más debida consciencia de que la única forma de contrarrestar el riesgo es manteniendo férreas medidas de protección y autocontrol; archiconocidas en forma generalizada.

En estos días se pagó la cuota mensual de la tarjeta alimentaria, lo que trajo aparejado una significativa aglomeración de gente en los diferentes locales comerciales que trabajan con el sistema. En el exterior de los negocios no había distanciamiento y muchos el barbijo se lo ponían cuando ingresaban para comprar.

NO ECHARLO A PERDER

Hay negocios donde ni el dueño ni los empleados usan barbijos. No hay que echarlo todo a perder. Cumplir con todas las medidas resulta agotador y lleva tiempo; pero en verdad no se está perdiendo tiempo ni esfuerzo; se está ganando vida.

Para dimensionar lo que pasa basta con centrar la mirada en otras localidades de la provincia donde cientos de hermanos chaqueños tienen sus servicios sanitarios saturados.

Es imprescindible cambiar de conducta para evitar lamentos, no hay que perder la responsabilidad ni privativa ni fusionada. El Covid-19 cambió costumbres y hábitos.