Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/197842

Schwartzman luchó y llegó a la final en Colonia

El Peque (9°) sacó 5-4 para partido en el segundo set pero el canadiense Auger Aliassime (22°) se lo empardó; en el tercero pudo imponer su jerarquía para pasar a su décima final.

15.jpg
Festejo del Peque Schwartzman.

De un día para el otro se presentaron dos Diego Schwartzman (9°). Al principio, más cerca del que le sacó brillo a la pelota llegando a la final de Roma y la semifinal de Roland Garros, y luego similar al que sufrió el viernes ante el español Alejando Davidovich (64°) y hasta debió levantar un match point para seguir con vida. Por fortuna para él, la última versión se acercó a la primera, y de esa manera logró ganarle a Félix Auger-Aliassime (22°) por 6-4, 5-7 y 6-4 la semi del ATP 250 de Colonia en 1h32m.

El Peque comenzó muy bien, quebrando el saque de un adversario ocho años menor (28 a 20), ya mostrando solidez desde la base del cemento gris, mandando sin errores, mientras que el canadiense buscaba puntos más cortos, con los consecuentes errores no forzados. Resultó un set quirúrgico para el argentino, que tras quebrar en la única chance que tuvo, luego se quedó con todos sus games de saque para imponerse por 6-4 en 39 minutos.

14.jpg
Schwartzman en acción, devolviendo una pelota cerca de la red.

En el segundo set, el argentino debió vestirse de favorito al comienzo. Porque luego del 1-0 a favor del canadiense, sufrió dos breaks points cuando sacaba 15-40 y logró levantarlos con carácter. Desde ese momento, el fanático de Boca volvió a tomar el dominio del encuentro, pegándole desde el fondo a todas las pelotas que le devolvía su rival. En el game siguiente, fue Auger-Aliassime el que sacó 15-40, pero solo bancó hasta el 30. Schwartzman le quebró, hasta ese momento, en un partido perfecto. Aunque la cabeza le metió una pausa y el Peque no pudo completar la faena cuando sacaba 5-4: el canadiense le rompió el servicio por primera vez y luego nuevamente para equilibrar la semi.

En el tercero ya parecía que se medían dos jugadores de mitad del ranking, a los que les pesaba la responsabilidad de ganar sus servicios. Increíblemente Auger-Aliassime sacó 40-0 pero equivocó el camino para cerrarlo: un par de drops mal tirados, una doble falta, y el game se le fue. Chance para el Peque, ahora sí... ¡No! También le quebraron. ¡Pero luego volvió a quebrar! Insólito.

16.jpeg
Zverev, el rival del Peque este domingo (EFE).

Hasta que el Peque logró sostener su servicio y, así, llegaron otra vez (no sin transpirarla: levantó dos breaks points en el 4-3) al 5-4 y saque, como el set anterior, toda una prueba de carácter, que superó doblemente (con la ayuda de su rival, que cometió un par de errores): de nuevo sacó 15-40, pero lo dio vuelta y lo terminó con una potente derecha a la línea.

Este domingo, al finalista lo espera el máximo favorito al título, el alemán Alex Zverev (7°), que en primer turno derrotó al italiano Jannick Sinner (46°) por 7-6 (3) y 6-3.  

Fuente: Olé.