Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/197751

Una reunión esperada en El Impenetrable

Durante el fin de semana pasado se produjo un importante avance en el proyecto que busca asegurar la presencia del yaguareté en el Chaco Semiárido argentino: se logró juntar en el recinto construido para ese fin a la hembra cautiva Tania con el macho silvestre Qaramta con el objetivo de que este contacto directo incentive el apareamiento, para contribuir a la preservación de la especie.

Según señaló Juan Garibaldi, a cargo de la Dirección Regional NEA de la APN, "estos logros pequeños y continuados son fruto de las decisiones sostenidas que ponen a la conservación como política de Estado y dentro de los objetivos institucionales; tanto la Fundación Rewilding Argentina (FRA) en la realización del proyecto como la Provincia del Chaco en la decisión estratégica de crear el Parque Nacional El Impenetrable han sido, son y serán socios estratégicos de la Administración de Parques Nacionales (APN) para proteger los recursos naturales comunes del Impenetrable Chaqueño".

yaguarete2.jpg

Este primer contacto de ambos individuos se produjo tras un gran esfuerzo compartido entre el equipo de FRA, el apoyo y asesoramiento de los especialistas del CONICET y el aporte de los trabajadores de la APN.

El intendente del Parque Nacional el Impenetrable, Leonardo Juber, destacó: "Desde la delegación técnica de la APN en el NEA, junto al equipo de gestión del Parque Nacional y la Provincia del Chaco se colabora con este y otros proyectos, asignando los recursos presupuestarios y operativos para apoyar la implementación de iniciativas científico-técnicas en el territorio".

La construcción del complejo de corrales que posibilita estas acciones estuvo a cargo de la APN, la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente del Chaco y FRA, mientras que los trabajos fueron realizados por un grupo de pobladores locales de los parajes aledaños al área protegida, consolidando así un importante proceso conjunto y articulado en el territorio.

yaguarete.jpg

Dada la situación de extraordinaria vulnerabilidad que atraviesa el yaguareté en el Chaco, aún sometido a diversas amenazas de conservación como la pérdida de hábitat y la caza furtiva, resulta necesario acudir a este tipo de medidas drásticas en pos de intentar preservar los genes de un macho silvestre a través de grandes inversiones y esfuerzos fuera de lo común con el fin de salvar a la especie. Aun así, no debe perderse de vista que la única forma real y efectiva para asegurar la permanencia en el largo plazo de esta y otras especies en la región es la recuperación y protección de los ambientes naturales, a par de la búsqueda de alternativas productivas amigables con el ambiente.

Para ello, en 2017 se aprobó Plan de Emergencia para la Conservación del Yaguareté en el Gran Chaco Argentino con el fin de lograr la conservación y recuperación de las poblaciones de yaguareté y sus presas nativas en la región chaqueña a través de estrategias de protección, manejo de ambientes naturales, intervención, investigación y participación comunitaria.