Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/196683

Violencia de género: un empresario deberá pagarle un millón de pesos a su expareja

Sucedió en Resistencia, donde un hombre que acosaba a su expareja, a quien le hizo perder el trabajo y hasta enfermó, deberá resarcirla con el pago de un millón de pesos.

Una demanda de daños y perjuicios y daño moral y psíquico logró una mujer que fue durante largo tiempo víctima de todo tipo de violencia de género, y por la que el juzgado en lo Civil y Comercial número 9 condenó a un empresario chaqueño a un resarcimiento económico de un millón de pesos, fallo que se conoció a comienzo de semana y que abre jurisprudencia en  la provincia. 

Si bien en lo penal la víctima no  instó acción ya que la demandante durante su largo derrotero, obtuvo la exclusión de hogar de su exmarido mediante un fallo del juzgado del Menor y la Familia número 6 de Resistencia, en el fuero civil logró demostrar la vulnerabilidad sufrida en lo personal y laboral. 

El fallo por daños y perjuicios y daño moral y psíquico corresponde a la jueza Alicia Susana Rabino, jueza en lo Civil y Comercial número 9 que luego de una batería de medidas, entre testimoniales de conocidos de la actora y demandado, amigos, empleada doméstica, compañeras de trabajo e informes periciales de profesionales de la salud, dio por acreditado los diversos modos de violencia de género ejecutados por su exesposo con el que mantuvo un vínculo afectivo por 27 años. 

El abogado representante de la víctima, Rogelio Orbez explicó a NORTE que en el 2009 “comenzaron las desavenencias y hasta el 2013, cuando la mujer logró la exclusión de hogar por la violencia física, psíquica, económica que ejercía el hombre. Con esos antecedentes, ella me vino a ver para el inicio del juicio por daños y perjuicios en el 2015”, detalló el letrado. “Es un hecho sin precedente aquí en el Chaco, no hay antecedentes sobre un fallo de estas características”, remarcó. 

Las pruebas 

Orbez dijo a partir de ese momento se dispuso “pericias médicas, psicológicas, testimoniales, documentales y se hicieron todas las pruebas y la jueza determinó que estaban probados los daños, los maltratos, los golpes y todo lo que uno se pueda imaginar, en base a eso hizo lugar a la demanda en todos los aspectos, condenando al hombre a pagar un millón de pesos” 

Golpes y dependencia económica 

Orbez indicó que por “los casos de agresiones físicas, la víctima radicó la denuncia policial, al 911, pero nunca hubo una condena para el hombre en sede penal” . Y agregó: “Por ser un delito de instancia privada, la mujer hizo las denuncias por golpes, pero en el marco que la víctima tenía cuatro hijos, dependía económicamente del marido, la situación luego se suavizaba y no instaba la acción penal por miedo a volver a ser agredida, en razón de eso las denuncias hechas no siguieron el procedimiento, hasta que ella no dio más y solicitó la exclusión de hogar” 

El abogado querellante se basó en la sentencia de exclusión de hogar del juzgado del Menor y la Familia número 6, para acreditar en sede civil los múltiples hechos de violencia física padecidos por la mujer: “Los testigos acreditaron que la vieron golpeada, más las pericias físicas, psicológicas”.  

Presión y acoso cuando viajó a Estados Unidos 

Uno de los episodios sufridos por parte de la damnificada es que por su trabajo debió viajar por una especialización a Estados Unidos y el exmarido ejerció acoso desde que salió del Chaco, estando en ese país y hasta su regreso a Resistencia. La situación de manipulación, presión y sometimiento- explicó Orbez- “repercutió en el ámbito laboral y fue cesanteada de su puesto de trabajo”, recordó uno de los momentos soportados por la víctima. 

Por otra parte, el monto de un millón de pesos impuesto al empresario chaqueño no fue superior, porque la mujer no conservó los recibos de sueldo para demostrar sus ingresos y en base al mismo, la indemnización hubiera sido superior.