Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/196334
Aberrante

Se conocieron más videos de los abusos ilegales de la policía de Fontana a familia qom

El video, tomado de las cámaras de seguridad de la Comisaría Tercera de Fontana, muestra el momento en que los uniformados ingresan con los damnificados, integrantes de una familia Qom a la comisaría local. Allí fueron agredidos y abusados en reiteradas ocasiones. Los policías fueron separados de las Fuerzas de Seguridad de la provincia.

Aunque el hecho ocurrió el 31 de mayo de este año, estas nuevas imágenes salieron ayer a la luz y ocasionó un verdadero revuelo, ya que las crudas imágenes hablan directamente de cada uno de los atropellos que los cuatro integrantes de la familia qom sufrió en manos de la policía.  En el video se puede ver el grado de agresividad del personal sobre estas personas.

Tras las denuncias posteriores realizadas por los jóvenes detenidos por abuso de autoridad, física y sexual, la justicia chaqueña separó de la Fuerza a los policías Cristian Foschiatti, Orlando Sergio Cabrera, Cristian Omar Benítez y Cristian Flores.

Los hechos

Cabe recordar que el hecho ocurrió el 31 de mayo en la localidad de Fontana. En ese momento sólo se sabía que personal policial ingresó violentamente a una vivienda del barrio Banderas Argentinas, de Fontana. Dicho ingreso fue sin orden de allanamiento y mediante golpes, detuvieron y trasladaron a cuatro personas – dos mujeres y dos varones – y agredieron a otra mujer que estaba en la vivienda, tirando balazos con posta de goma y de plomo. Esto se sabía ya que el momento fue  registrado por el celular de una mujer que se encontraba dentro de la casa. 

De acuerdo a las versiones en ese momento, el abrupto ingreso de la policía a la vivienda sin ningún tipo de orden, se dio luego de que una manifestación de unas 30 personas se citara frente a la comisaría tercera de Fontana, para reclamar mayor seguridad. Allí se generaron los desmanes y corridas.

Esto quedó demostrado luego de que los vecinos de la seccional dieron a conocer su versión de los hechos, dejando en claro el accionar de los uniformados. La comunidad en ese momento se quejaba de constantes hechos de inseguridad.

Ese día, las autoridades denunciaron que un agente sufrió una fractura, pero es dudosa la versión ya que, la lesión fue cuando ingresó al domicilio a detener a la familia qom sin una orden, superando a los ocupantes en cantidad y fuertemente armados. También se denunció que las mujeres habrían sido manoseadas en la dependencia.

Tas el violento episodio tanto en la vivienda, como en la comisaría donde fueron llevados cuatro jóvenes, los familiares denunciaron que todos los detenidos fueron lastimados por personal policial, quienes con impunidad y crueldad los trasladaron hacia la comisaría donde efectuaron torturas y tormentos de todo tipo.

El Estado provincial actúo inmediatamente tras las denuncias, garantizando la atención, contención y asesoramiento a las víctimas, y exigiendo la correspondiente investigación al personal policial que intervino en el operativo, a través del Órgano de Control Institucional.

La Secretaría de Derechos Humanos y Géneros de la provincia del Chaco intervino tras una denuncia de violencia policial recibida en la línea atención ese mismo domingo 31 de mayo, por la mañana. El equipo interdisciplinario de la Guardia de Derechos Humanos informó la situación a la Fiscalía Especial en Derechos Humanos que también intervino en el caso.

También informaron que las detenidas habían sufrido violencia sexual por parte del personal policial. Por esta razón se dio intervención al equipo especializado de la Dirección de Violencias que, en conjunto con la Guardia de Derechos Humanos, concurrieron al domicilio de los damnificados donde se les tomó la denuncia formal, además de ponerse en contacto con la fiscalía en turno y la fiscalía especial en Derechos Humanos.

 

Primeras medidas de la fiscal

Liliana Beatriz Irala, fiscal subrogante de la fiscalía de DD.HH ordenó como primera medida que sean examinados por el instituto médico forense la señora lesionada y los cuatro detenidos en el procedimiento.

Además ordenó sea remitida copia certificada de la guardia y novedades de la comisaría así como la identificación del personal policial que intervino en el procedimiento de allanamiento sin orden judicial.

En el caso intervino el Órgano de Control Institucional (OCI) de la policía, junto a la Fiscalía de Derechos Humanos, desde donde se exigió la correspondiente investigación al personal policial que intervino en el operativo y se realizó una investigación judicial para que sean juzgados penalmente por sus actos.

Dos días después del hecho, la ministra de Seguridad y Justicia, Gloria Zalazar, acompañada por el Jefe de la policía del Chaco Fernando Romero brindaron una breve conferencia de prensa en la que se anunciaba que el gobernador Jorge Capitanich dispuso el inmediato apartamiento de sus funciones de los agentes responsables de ejercer violencia policial contra una familia en el barrio Banderas Argentinas de la localidad de Fontana. 

ministra.jpg

En la misma conferencia, la ministra remarcó: “Repudiamos este accionar ilegal, violento y arbitrario, de integrantes de la policía que nada tienen que ver con el compromiso que lleva adelante el gobierno y la policía misma con el estado de derecho y las garantías de los derechos humanos., así como también repudiamos todo tipo de violencia”. 

Actualmente los policías separados del cargo gozan de prisión domiciliaria mientras sigue en curso la investigación que los posiciona como responsables de los abusos y maltratos físicos a cuatro integrantes de una familia Qom. 

Las nuevas imágenes

Luego de cuatro meses, se conocieron ayer, cuatro materiales fílmicos de cuatro cámaras de seguridad de la Comisaría Tercera de Fontana, donde se habían llevado a cabo los atropellos a los damnificados en este caso. 

Las imágenes, parte del material fílmico de cuatro cámaras de seguridad, forman parte del expediente judicial. En el mismo video se muestra con claridad de qué manera son ingresados estas personas, a mano de personal policial, cómo son arrojados al suelo, pateados y golpeados con las mismas armas reglamentarias. 

Aún si no cambiaría el accionar de la Justicia frente a este denigrante hecho, las nuevas imágenes generaron gran repudio en la comunidad sobre los excesos de autoridad que más de una vez sufrió esta provincia.