Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/196235
IMPACTO EMOCIONAL, DETERIORO LABORAL Y SALARIAL

Los grandes obstáculos para el periodismo en la pandemia

Una encuesta puso al desnudo la gran mochila que arrastran trabajadores en los medios de comunicación de todo el país.

Un relevamiento realizado por la Defensoría del Público a periodistas y comunicadores en todo el país durante agosto puso en evidencia todas las dificultades del teletrabajo en pandemia y el empeoramiento de las condiciones laborales para llevar a cabo las tareas profesionales.

El 11,8% verificó la difusión de noticias falsas.

La encuesta indicó que el impacto emocional en este sector esencial por el contacto diario con la enfermedad y con la muerte que conlleva la cobertura de la pandemia afecta al 57,1% de periodistas de todo el país. Gran parte de las y los trabajadores da cuenta de la complejidad y los problemas que representa el teletrabajo. 

La labor periodística empeoró

El 46% de quienes participaron de la consulta voluntaria expresó que la labor periodística ‘empeoró‘ desde la declaración del estado de pandemia por la Organización Mundial de la Salud. La consulta, totalmente anónima, fue respondida por 568 personas de todos los distritos del país. 

El cuidado de la salud

En una mayoría muy compacta de las respuestas, el 61,3%, aparecen definidas como ‘suficientes‘ las medidas sanitarias adoptadas en los lugares de trabajo.  

En cambio, el 28,1% las considera ‘insuficientes‘ por aspectos tales como falta de elementos de cuidado, estrechez de los espacios, carencia de controles y limpieza y desinfección no satisfactoria.  Los resultados no son tan favorables en cuanto a las condiciones de coberturas presenciales. Solamente la mitad dice que los elementos de cuidado para estos casos son suficientes.  El 29,8% los considera insuficientes y una porción muy significativa, el 19,5%, dice que no recibió ‘ningún‘ elemento para preservarse del coronavirus.  

En este rubro, comunicadores y comunicadoras hablan de la falta de cuidados adecuados en las apariciones públicas de funcionarios, por inauguración de obras o visitas a hospitales, entre otras circunstancias.

En peores condiciones

En cuanto al ‘empeoramiento‘ sobresalen las pérdidas en los ingresos, más el trabajo sin compensación salarial, las suspensiones en los pagos e incluso los pagos salariales en cuotas. 

Además surgieron de las respuestas los desafíos no previstos en la coordinación del teletrabajo. En la consulta surge con claridad el estancamiento salarial en los seis meses transcurridos desde el comienzo de la crisis sanitaria: así lo sostiene el 58% de las y los participantes. 

Una porción también muy significativa, el 37,3%, detalla que hubo un empeoramiento en este aspecto. Esto también se vincula con un incremento del tiempo de trabajo (45,6%), contra el 43,3% que asegura que se mantiene igual y el 11,1% que sostiene que disminuyó.

Fuentes y noticias falsas

La consulta incluyó, además, una indagación respecto de los flujos informativos y el acceso a las fuentes vinculadas con la cobertura de la pandemia. Del total, el 63,8% considera que accedió a la información que necesitaba. Y más de un cuarto de quienes respondieron, el 26,2% específicamente, certifica problemas en este punto. 

Las respuestas dan cuenta a la vez de un fuerte optimismo respecto de la calidad de la información difundida. De hecho, el 88,2% desestima que los medios en los que trabajan hayan difundido noticias falsas, mientras que el 11,8% declara que sí se verificó ese problema. 

Notas Relacionadas