Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/195933

Femicidio de Yanina Sequeira: una nueva pericia y más testigos

Se encamina a juicio el femicidio de Yanina Sequeira Falchini (27) , resonante caso ventilado por NORTE y que tiene como único detenido a la expareja de la docente, Adrián Morel (48), quien está con prisión preventiva.

La causa es investigada por la fiscal coordinadora “C” Griffith Barreto, quien en los últimos días, mediante recursos tecnológicos, pudo sumar testimonios de personas que conocían a la víctima y victimario, cuando vivían en General Vedia.

yanina.jpg
Yanina Sequeira Falchini fue asesinada por su expareja. Su familia en NORTE comenzó la lucha.

La docente fue hallada muerta en el departamento que alquilaba, el 21 de marzo de 2015, y a su lado su bebé de seis meses que en la actualidad quedó bajo la tutela de su tía y abuela materna.

Dichos testigos confirmaron que la joven sufría episodidos de violencia y que Morel ejercía control sobre Sequeira Falchini debido a reiterados episodios de celos y reclamos.

El hecho ocurrido hace cinco años, había sido archivado como muerte dudosa, sin embargo luego que la familia contratara al abogado Pablo Vianello y al médico forense Basilio Ramírez, se logró determinar que Yanina había sido asesinada. Pero debieron acudir al Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, para sostener la sospecha de Belén Sequeira, hermana de la víctima, que era imposible que se tratara de una muerte natural. Y así, los expertos del máximo tribunal del país, determinaron que Yanina había sido ahorcada.

En los últimos días, NORTE pudo establecer que una pericia halló rastros de sangre debajo de las uñas de la víctima, lo que demostraría que Sequeira Falchini quiso impedir ser ahorcada por Morel, según explicó a este medio Vianello.

Además, los tetigos relataron los episodios de violencia y que unos días antes, Morel había discutido con Yanina por reclamos y celos.

EL LARGO CAMINO RECORRIDO

El caso que se había caratulado en los comienzos de la investigación como “muerte súbita”, tomó un giro a partir del arribo a la causa del médico legista Juan Basilio Ramírez y del abogado Pablo Vianello, quienes lograron demostrar que Yanina había sido asesinada, tal como lo sostuvo desde un comienzo la familia de la víctima.

Una vez con esas pruebas acudieron a NORTE para ventilar el suceso, con un fuerte cuestionamiento al médico del Instituto de Medicina y Ciencias Forenses (Imcif), Daniel Caram quien estuvo a cargo de la autopsia y dictaminó que la joven tuvo muerte natural.

Una vez con el informe y fotos en su poder, Ramírez impugnó lo de su colega, y a partir del trabajo de la querella, el procurador general Jorge Canteros y la fiscal Griffith Barreto abrieron el camino de recurrir a una pericia externa, siendo el perito Roberto Cohen, forense de la Corte Suprema de la Nación, quien fortaleció la pista de la querella. Cabe destacar que se llegó al Cuerpo Forense de la Corte, por el juzgado de Garantías Nº3 de Resistencia, a cargo de Rosalía Zózzoli.