Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/195731
BASAIL, GANCEDO Y COLONIA BENÍTEZ, ENTRE LAS ZONAS RURALES MÁS AFECTADAS

Incendios: estiman que las pérdidas para Secheep alcanzan los $80.000.000

Según los registros de la empresa, el fuego afectó a unos 3000 postes. Frenaron las obras previstas para evitar complicaciones en el verano.

El presidente del Secheep, Gastón Blanquet, advirtió que los incendios que se vienen produciendo en zonas rurales y urbanas de buena parte de la provincia generaron un gran impacto en las arcas de la empresa con quebrantos que alcanzan los 80 millones de pesos, en números aproximados.

Los incendios causaron grandes quebrantos a la empresa Secheep. 

El fuego aqueja al Chaco y a la región durante las últimas semanas.

Tan es así que el tema se ha convertido en una de las preocupaciones primordiales de los gobiernos provinciales y de las comunas. Se combinan dos factores centrales que explican, en gran parte, el fenómeno: por un lado, la irresponsabilidad de los productores, pero también de los habitantes de zonas periurbanas; y por otro, la grave sequía que afecta a la provincia y genera las condiciones para que el fuego se descontrole rápidamente.

PÉRDIDAS MILLONARIAS

Según los registros de la empresa, en toda la provincia los incendios han afectado a unos 3000 postes de tendido eléctrico. Algunos se quemaron completamente mientras que otros fueron afectados de manera parcial, por lo que se pudieron refuncionalizar; pero de todas maneras más de 1500 debieron ser cambiados.

‘En gastos operativos, de materiales, cables, transformadores y accesorios electromecánicos, tenemos gastos que rondan los 80 millones de pesos‘, explicó el titular del directorio, Gastón Blanquet, en diálogo con NORTE.

Los quebrantos no culminan ahí. El fuego ha afectado también a algunas líneas de media tensión, básicamente la dilatación de los conductores y la pérdida de sus características, lo que hará que la vida útil, planteada en principio para 20 años, se acorte drásticamente.

‘Para tener una idea, la línea entre Sáenz Peña y Charata de 132 kilovoltios, sufrió el fuego en tres tramos, pero lo más preocupante es que construir un kilómetro de este tendido cuesta alrededor de 400.000 dólares‘, alertó.

Las zonas rurales más complicadas son las de Basail, Gancedo y Colonia Benítez; entre otras, pero las complicaciones son generalizadas incluso en zonas urbanas, como algunos sectores de la periferia del Gran Resistencia.

‘La realidad es distinta dependiendo de las zonas: en algunos lugares, la gente colabora para mitigar el fuego e incluso previniendo que se produzcan los incendios; pero en otros lugares hay una desidia realmente preocupante‘, marcó.

Blanquet lamentó finalmente que el contexto actual haya obligado a suspender las obras de refuerzo a la infraestructura instalada de cara a la llegada de la época más calurosa del año, al tener que utilizar recursos económicos y personal a las tareas que demandan los incendios.

TRABAJO ARTICULADO

Por su parte, la secretaria de Desarrollo Territorial y Ambiente, Marta Soneira, se refirió a la situación de los incendios y quema de pastizales en distintos puntos de la Provincia.

Destacó el accionar en conjunto que se implementa a partir del Plan Provincial de Manejo de Fuego y las medidas tomadas para enfrentar este periodo de sequía. Soneira explicó que ‘el daño que se ocasiona es irreparable para la fauna y la flora de cada zona‘.

En este sentido, detalló que, según los datos recabados junto al Ministerio de Seguridad de Nación, el 90% de los focos de incendios se inician de forma intencional, por parte de personas que pretenden tomar terrenos fiscales, limpiarlos de ramas o también deshacerse de basurales.

‘Las personas no miden las consecuencias que esto trae para la salud, por el humo que se genera y además, para el ambiente y la biodiversidad‘, lamentó.

En tanto, el coordinador general de Fiscalización Ambiental de la Provincia, Marcelo Churín, indicó que desde que se dio inicio al Plan Provincial de Manejo de Fuego se trabaja de forma coordinada con bomberos, la policía, los municipios y la Justicia, para poder controlar esta situación.