Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/194392

Buenos Aires: murió un delincuente durante un intento de asalto a una zapatería

Sucedió en el barrio porteño de Flores. El comerciante sufrió una herida de bala. El dueño del comercio relató que, tras un forcejeo, ambos chocaron contra la vidriera y que el ladrón cayó inconsciente.

1.jpeg
El comerciante recibió un balazo en su mano izquierda y golpes en el rostro.

El hecho se registró este jueves a las 11.50 en Membrillar al 25, en pleno centro comercial del barrio de Flores, donde por estas horas el personal de la Comisaría Vecinal 7C continúa realizando los peritajes correspondientes.

El comerciante, Juan, dueño de la zapatería “Muglia”, fue entrevistado por los efectivos policiales y explicó que el delincuente, de aproximadamente 60 años, ingresó al local y lo apuntó con un arma de fuego para robarle el poco dinero en efectivo que llevaba encima.

Según el relato del comerciante, éste se resistió al asalto y forcejeó con el delincuente, quien lo hirió de un balazo en la mano izquierda y provocó que se abalanzara sobre él. Luego de la arremetida, el comerciante habría visto cómo el asaltante se desvaneció y cayó inconsciente. Allí pudo destrabar la reja de entrada y pedir ayuda en la calle.

Los vecinos llamaron al 911 y el comerciante fue asistido por médicos del SAME, quienes constataron la muerte del delincuente en el lugar. Luego fue trasladado al Hospital General de Agudos Parmenio Piñero.

2.jpeg
La fachada de la zapatería en la cual se produjo el asalto.

“Juan es un pibe laburante, vamos a cenar, tiene un hermano que es parte de nuestro grupo de amigos. Un pibe de laburo, de venir a laburar todos los días solo. Siempre tiene la reja cerrada, cuando entra un cliente vuelve a cerrar. Antes estaba el tío y el padre con la zapatería, de toda la vida acá en el barrio”, contó Leandro, amigo del comerciante.

Y agregó: “Está casado, tiene una hija, una persona normal de trabajo. Otros amigos pudieron comunicarse con él. Está fuera de peligro pero con un balazo en la mano. Muy dolorido”.

"Por momentos está tranquilo el barrio, ves mucha presencia policial, pero son cosas que pasan. Hablé con su mujer, le dije que Juan estaba bien y que me quedaba acá por si necesitaba algo. Está sola viendo qué es lo que pasa”, explicó Leandro en diálogo con el multimedio TN.

“La zona está complicada hace rato. Yo escuché gritos y cuando salí había pasado. Escuché ‘me robaron, me robaron’. La policía nos dijo que el delincuente murió de un paro cardíaco. A Juan le vi sangre en la mano y tirado en la vereda. El delincuente tenía un arma. Es una zona en donde roban cotidianamente”, reveló otra comerciante, ubicada frente a la zapatería.

Lo apuntó con un arma, le pidió el dinero y Juan se lo dio. Lo quiso llevar al fondo para precintarlo y Juan se negó. Entonces tomó su arma, forcejearon, se produjo el disparo y lo que él me refiere es que este señor dejó de luchar, salió a la calle y pidió ayuda. Eso fue lo sucedió. Él se defendió a golpes de puño contra un arma de fuego. El delincuente no tenía ninguna herida en la cabeza, se desvaneció de repente”, explicó Pablo Torres, abogado del comerciante asaltado.

“Juan no tiene una contextura física demasiado grande, es una persona flaca. Ayer había empezado a abrir después de la habilitación y hoy le sucedió esto. El delincuente se hizo pasar por un cliente. La costumbre de él es tener la puerta cerrada, uno se acerca y él abre desde adentro”, continuó el letrado.

Fuente: Infobae.