Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/193207

Sexualidad en épocas actuales

Como en todas las entrevistas actuales del Suplemento, me comuniqué con Florencia Salort, vía Zoom para conversar sobre un tópico que muchos prefieren pasar por alto: la sexualidad.

Por Pablo Silvestri Raffin 

 

¿Qué se entiende por sexualidad plena?

Es la sexualidad que uno tiene y la que desea tener, si eso es coherente, uno está en sexualidad plena. Es saber decir que sí, decir que no y que sea respetado. Es poder decir lo que nos gusta, lo que no. Debemos poder conocer y descubrir nuestro propio mapa sexual, erótico.  Es permitirnos también, no tener ganas. Escucharse, percibirse y encontrarse en su propia sexualidad. Y por último soltar creencias, mitos y tabúes relacionados con el placer prohibido, vedado. El placer es de todos: privado e íntimo en donde la única regla es: entre adultos y consensuado. La sexualidad plena es la sexualidad coherente entre lo que yo tengo y lo que deseo tener conmigo y con los demás.

No hay un normal en sexualidad. Hay libertad sexual, respeto por el otro, respeto por uno mismo, respeto por el cuerpo y  libertad de acción y de ser.

2.jpg

Las personas que están solas y que crean vínculos virtuales a futuro ¿lo pueden concretar después o solo es un pasatiempo? ¿La gente se enamora virtualmente? 

Creo firmemente que uno puede crear vínculos a nivel virtual, más allá de que no se toca a la persona, intervienen los sentidos que tienen que ver con lo auditivo, lo visual, el movimiento del cuerpo. Me parece que el lenguaje corporal que uno puede ver o puedo oír y hacerlo carne es algo muy importante y me parece que son tiempos de desnudar vínculos.

Lo virtual es una decisión que uno tiene que tomar, de encontrarse realmente con el otro, hablar más profundamente, tener tema de conversación, ver si realmente el otro nos importa y me parece que es una gran oportunidad de generar estos vínculos. Estoy convencida  que tranquilamente nos podemos enamorar profundamente de una persona en forma virtual y creo que como siempre si la energía y las ganas están, la pasión, la libido y la pulsión de que este vínculo continúe por supuesto que me parece que es un vehículo que puede continuar, obviamente si estamos lejos y es imposible estar en persona ocurrirá cuando tenga que ocurrir pero claro que nos podemos enamorar, es más, podemos enamorarnos y desenamorarnos.

¿El Gobierno hizo recomendaciones sobre temas sexuales en cuarentena? ¿Cómo lo ves? 

Es muy importante que el Gobierno haya hablado de sexo. Las instituciones deben hablar de educación sexual integral ya que nos atraviesa durante toda la vida. La sexualidad no solo tiene que ver con sexo o con relación sexual, va mucho más allá: tiene que ver con el sentir, el conocernos, el emocionarnos, el cuidado higiénico con la valoración de los cuerpos, la construcción de intimidad y confianza.

Es un primer paso lo que hizo el Estado. Hablar de sexting –no lo practica muchísima gente, porque muchos lo desconocen. Solo existe lo que yo creo que existe, entonces que el Estado hable en conferencia de prensa del sexo virtual, del tema del agasajarse y mimarse en las redes, que uno puede tener placer es muy importante. Hubiera estado bueno que se profundizara con tips de cuidados porque es cierto que puede volverse una herramienta peligrosa sino se toman las precauciones necesarias.

En los vivos que hacés a través de tu cuenta de Instagram @flordegineco –con una cantidad enorme de seguidores- te comunicás con ellos, los escuchás y aconsejás con sumo respeto. ¿A qué atribuís que haya tanta gente que abiertamente cuente situaciones íntimas de su vida? 

Qué lindo lo que me decís con respecto a mi gente y la gente que se abre en mis vivos, me parece que mi canal de Instagram tiene que ver con lo que yo siento en lo más profundo de mi alma después de escuchar más de 20 años a personas, a mujeres en sus sentires y sus emociones por eso me dedico a hacer una medicina del encuentro, una medicina abierta, holística, integral donde uno es cuerpo, mente y alma. Estudio mucho el inconsciente, amo las neurociencias.

Puedo entender como somatizamos y tenemos muchos síntomas porque no podemos hablar y el cuerpo entonces habla y me parece que la gente en el canal de Instagram @flordegineco puede encontrar todos esos caminos que nos conducen a nuestro ser ya sea a nivel corporal, a nivel síntomas, emocional, a nivel sensitivo, de vínculo de pareja, nuestra sexualidad, nuestra historia, el sistema de creencias. Yo lo estudio desde ahí, desde que somos un ser completo y no divididos en partes, y me parece que es una Medicina del encuentro con uno mismo y eso es lo que yo profeso en mis redes y creo que la gente se anima a contar porque yo hablo también.

Soy una persona a la que también le pasan cosas, que me angustio, me enfermo, que a veces puedo decir, a veces no. También, que me cuesta a veces experimentar, que a veces experimenté y me fue mal. Siento que habilito al placer, al sentir, habilito a las diferencias. Amo la diversidad. Me parece que porque hay diferencias y diversidad somos lo que somos a nivel de riqueza, te diría planetaria o mundial. El mundo tiene que ser diverso para crecer desde el otro.

Desde ahí, desde amar y habilitar todos los sentires uno va para adelante y esa es mi fortaleza. Tenemos mucho miedo de sentir placer y me parece que una de las grandes cosas que tenemos que sacarnos de encima es la culpa por ser felices, por el éxito, por bancarnos que nos pasen cosas lindas; y ahí estoy dándole la mano a la gente. Ponernos en el mismo nivel. Para mí, es el secreto.

4.jpg

Siempre decís que los mitos son supuestas verdades que repetimos y enseñamos a través de generaciones o de persona a persona, creyendo que son verdades. No tienen asidero, pero se las ve como irrefutables. Hay muchos mitos sobre la sexualidad, ¿me podrías contar algunos de ellos? 

Te doy algunos: “Los hombres siempre tienen ganas”. FALSO.

Como les pasa a las mujeres, los hombres a veces tampoco tienen ganas de tener sexo por múltiples factores: cansancio, estrés, problemas maritales o de comunicación, enojos, estar con la libido en otro lado, etc.

“Si uno no tiene sexo con penetración ni con los genitales, no tiene sexo”. FALSO.

La sexualidad abarca mucho más que los genitales. Miradas, besos, abrazos, el compartir, el auto placer, la fantasía, forman parte de la sexualidad.

“Los hombres se masturban casi todos, pero las mujeres mucho menos”. FALSO.

Gracias a la educación sexual, y a que cada vez hay menos prejuicios, las mujeres se masturban, conocen su cuerpo y se permiten autosatisfacerse sin culpa, aunque todavía estamos luchando contra el tabú.

“Los hombres tienen disfunciones eréctiles casi siempre por motivos orgánicos”. FALSO.

La mayoría de los hombres tiene disfunciones eréctiles por motivos emocionales. Aunque es algo frecuente, igual hay que descartar la causa.

Los NO también enseñan. Los silencios, la indiferencia, el cuerpo, los gestos, las emociones, también son sexualidad. Y si no lo hablamos, seguimos pensando en el sexo con el cristal de los prejuicios, las culpas, los patrones, los dogmas y paradigmas que están tan lejos de la realidad de lo que somos, que nos impiden vivir plenamente. Entonces… ¡hablemos!

Florencia Salort, MN 100659, es Médica Ginecóloga.

Sexóloga. Diploma de honor de la UBA. Docente Universitaria acreditada por la CONEAU. Coordinadora de Extensión Universitaria y Académica del Hospital italiano de Buenos Aires. Miembro de la Sociedad Argentina de Endocrinología, Ginecología y Reproductiva y la Sociedad Argentina de Ginecología Infantojuvenil. Miembro Plenario de Sociedad De Ginecología y Obstetricia de Buenos Aires.  Comunicadora Médica. Diplomada en Periodismo Científico Univerdidad Favaloro y Editorial Perfil. Coach ontológica Profesional. Conferencista y Facilitadora en Emociones, Vínculos, Neurociencias y Manejo del estrés. Conductora del programa radial Una Dupla Saludable en Radio Conexión Abierta y columnista en Radio 94.7 FM de Deportes en el programa Planeta Gol. Columnista y participante de medios gráficos Clarín, Ahora Mamá, Revista Sophia  y multimedios América TV (Viva El Sábado, Modo Noche).