Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/192773

Difícil momento de papelerías y librerías

El rubro de librerías y papelerías de la ciudad está pasando por uno de los peores momentos que se recuerde. Cuando las complicaciones venían desde agosto del año pasado, en esta cuarentena -más allá de la flexibilización para el rubro-, los locales se encuentran en una complicada situación. Parte de esto refleja Jorge Yevara, dueño de una papelería y librería.

SAENZ PEÑA (Agencia)  El propietario de la librería con más de 25 años de vigencia en la ciudad, del barrio Ensanche Sur, lamentó la situación actual por la que está atravesando el sector de comerciantes del rubro: ‘Algunos quizás no puedan volver a abrir sus negocios‘, opinó.

ESPERANDO POR AYUDA

Jorge Yevara, dueño de una librería que hace más de 25 años funciona en la zona universitaria, dijo que están pasando por una crisis sin precedentes.

Al referirse sobre la ayuda a nivel nacional para el sector comercial, el empresario papelero dijo haber cumplimentado todos los trámites para tener acceso a la ayuda, que le servirá para el pago de los empleados que trabajan en el lugar. Pero que por el momento no se dio el tan esperado aporte económico.

‘Sobre todo en un mes que se viene el pago de la primera cuota del sueldo anual complementario‘, agregó. En cuanto a otros impuestos, sobre todo de Afip y ATP, dijo que continúa pagando de manera normal, que en ningún momento se interrumpió, ‘más teniendo en cuenta la espera de poder acceder al beneficio‘, insistió.

SIN CLASES PRESENCIALES

La flexibilización en cuanto a determinados rubros de comercios, sobre todo el sector de librerías y papelerías, continuara en caída, porque mientras no vuelvan las clases presenciales ‘continuaremos en este pantano‘.

Al detallar la situación actual, dijo que ‘solamente hacemos unas cuantas fotocopias por día‘. ‘Estamos lejos de la recaudación que teníamos diariamente cuando estaba todo normal, encima la cantidad de fotocopiados que tenemos, ni siquiera significan el diez por ciento del total que se hacía antes del inicio de la pandemia‘, dijo.

‘Estamos desde comienzo de año, casi con la totalidad de los útiles escolares que se compró para la venta del presente año lectivo escolar y sólo se alcanzó a vender algo de la primaria. Nos quedó en las estanterías todo lo de la secundaria y de los alumnos del nivel inicial (jardines), lo que se invirtió para este año, esta sin vender‘, señaló.

LOS LIBROS

Otras de las apreciaciones que dio el comerciante de librería, es que de abril a mayo todos los años bibliotecas y librerías acceden a compras en grandes volúmenes de diferentes títulos.

Apuntó que hasta La Feria Internacional del Libro en Buenos Aires quedó suspendida, siendo un evento que se desarrolla hace 45 años y es muy esperado ‘por todos los que formamos parte del mundo del libro‘, sostuvo. Para las editoriales constituye, más allá de las ventas, un momento de encuentro y difusión de sus productos, al igual con escritores y lectores.